La crisis del capitalismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6072 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las crisis del capitalismo
Karl Marx
Introducción de Daniel Bensaïd
sequitur
Indice
Marx y las crisis
Daniel Bensaïd 7
Y después de Keynes, ¿qué?
Daniel Bensaïd 23
Las crisis del capitalismo
Karl Marx 49
Marx y las crisis
Daniel Bensaïd*
La proeza de Marx, contemporáneo de la primera gran expansión bancaria
de los años victorianos y del Segundo Imperio, es haber atravesado
lasapariencias, la superficie confusa de las cosas, para buscar en el
corazón del sistema las razones de la sinrazón, la lógica de lo ilógico.
Cuando, a comienzos de los años 1840, se aplica al gran trabajo de la
crítica de la economía política, carece de perspectiva histórica para percibir
plenamente los ritmos de la economía y para desmontar sus mecanismos.
El propio Ricardo, al escribir sobre lascrisis de 1815, "no sabía en
el fondo nada de las crisis". Sus sucesores ya no tenían esa excusa: "Los
fenómenos posteriores, en particular la periodicidad casi regular de las
crisis del mercado mundial, no les permiten ya negar los hechos o interpretarlos
como accidentales".
El dinero grita su deseo
"La crisis me tiene en vilo de forma infernal: los precios bajan todos los
días.Manchester se hunde cada vez más en la crisis", escribe Engels a
Marx el 17 de diciembre de 1857. Su excitación ante la propagación de la
crisis americana de 1857 es contagiosa. Las notas de los Manuscritos de
1857-1858 (o Grundrisse) de Marx dan fe de ello. La crisis aparece en
ellos bajo la metáfora de la locura, pero de una locura que "domina la vida
de los pueblos". Las contradicciones del sistemacapitalista se manifiestan
en ella plenamente. La unidad aparente de la mercancía se "escinde":
valor de uso y valor de cambio se "disocian" y "se comportan de forma
autónoma uno respecto al otro". La economía por entero se vuelve delirante,
"alienada", en tanto que esfera autónoma vuelta incontrolable.
En el curso de las crisis, cuando el momento de pánico ha pasado y la
industria seestanca, el dinero está fijado entre las manos de banqueros,
de los agentes de cambio, e igual que el ciervo brama su sed de agua fresca,
el dinero grita su deseo de un terreno en el que pueda ser valorizado
como capital.1
La sobreproducción y la desvalorización del capital aparecen entonces
como "el recuerdo repentino de todos esos momentos necesarios de la
producción basada en el capital". Unregreso de lo reprimido, en suma: la
crisis le recuerda a la esfera (o a la burbuja) financiera que no flota en
levitación, despegada de lo que se llama hoy extrañamente "la economía
real".
La condición de posibilidad de las crisis está inscrita en la duplicidad
de la mercancía. Como todo buen burgués, la mercancía lleva una doble
vida: por un lado, es tiempo de trabajo abstractomaterializado; por otro,
es el resultado de un trabajo determinado. Para compararse a otras magnitudes
de trabajo, debe "ser primero transferida en tiempo de trabajo, es
decir en algo cualitativamente distinto a ella". Esta "doble existencia" trae
consigo el riesgo permanente de una escisión; "debe necesariamente progresar
hasta la diferencia, la diferencia hasta la oposición y a la contradicción
entrela naturaleza particular de la mercancía en tanto que producto
(valor de uso) y su naturaleza universal en tanto que valor de cambio".
Para Marx, la crisis de 1857 pone pues en evidencia el divorcio entre el
valor de uso del producto y el valor de cambio expresado en el dinero.
Puede ocurrir que la mercancía no pueda ya ser "puesta en ecuación con
su forma universal, el dinero". La discordiase instala entonces entre producción
y circulación. Compra y venta adquieren formas de existencia
"espacial y temporalmente distintas una de la otra, indiferentes una de la
otra". "Su identidad inmediata cesa". La crisis revela y lleva al paroxismo
8 Daniel Bensaïd
ese malestar identitario. La búsqueda de la identidad perdida se convierte
en una huida hacia delante, una secuencia de...
tracking img