La cruda realidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (571 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La cruda realidad
* -‘Pásele, lleve ricas manzanas’ se escuchaba gritar a los mercaderes. Al fondo se escuchaba melodiosa música, todo engalanado por un colorido paisaje, lleno de flores,colores, sabores, olores, lo típico de un fin de semana en Xochimilco.
Los niños corrían y reían alegremente, las señoras se apuraban a comprar su mandado cuando sucedió…
Se escucharon varios gritos deterror, como los que se escuchan cuando la muerte anda cerca, la gente huía despavorida , las señoras corrían en círculos como perro persiguiendo su cola en busca de sus hijos. Los más grandes tratabande calmar la situación, pero se notaba el terror en sus rostros. La agitación se convirtió en una tranquilidad sepulcral, todo fue silencio…
Nadie sabía que había ocurrido… El canal quedo vacio y ense podía ver un gran agujero en el, toda el agua fue drenada, las famosísimas trajineras desaparecieron, la gente se fue… Los pocos que quedaban estaba estupefactos, habían quedado en estado de totalshock, los perros ladraban, las niñas lloraban, el agujero se volvía poco a poco cada vez mas grande, nadie sabían nada
Qué estaba pasando? Porqué? Nada, solo nada… Nada de preguntas, nada derespuestas…

* Mañana soleada, pero sin el calor acostumbrado, la gente se apretujaba para poder comprar una sandia, un melón en el puesto de Jah’kaal, incluso coroneles y altos funcionarios , quedisfrutaban de su día libre… Esa mañana particularmente se había vendido mas del triple que en otras ocasiones, el ambiente se sentía pesado, a pesar de los rostros con sonrisas forzadas y la inocencia delos niños en la calle jugando, se sentía un ambiente pesado, como coloquialmente se diría, el aire se cortaba con tijeras, por que después de todo, eran épocas difíciles, las malas lenguas decían quealgo iba a pasar, la gente no lo creía, o no lo demostraba… Muy en el fondo todos tenían el miedo, y se sentían a la expectativa de que fuera a pasar lo predicho por Madame Sassú.
Los británicos...
tracking img