La cueva del castillo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1168 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CUEVA DEL MONTE CASTILLO

Una peregrinación ineludíble

¿DONDE ESTA?

Se trata de una gran gruta, situada en el conjunto paleolítico del Monte del Castillo en Puente Viesgo (para ir, leer las direcciones de la Cueva de las Monedas). Distinguirán su entrada abajo de un gran abrigo y detrás de la taquilla. Para llegar a su entrada, tendrán que cruzar también excavaciones y estratigrafías.El guía les explicará el por qué de ésas.

Descubierta en 1903, la visita general permite descubrir sólo una décima parte de las obras y visitar solamente 760 metros de galerías. Parece poco, pero esta cueva fue ornada entre - 40 000 hasta - 10 000 años y pide mucho más que una única visita. Su patrimonio es muy importante. Sin embargo, durante su primera visita, descubrirán lugaresapasionantes y maravillas inéditas.

¿QUE SE PUEDE VER?

No es fácil describir esta « Caverna de Ali Baba » ! Primero, entrarán a una amplia sala con pocas concreciones. Las paredes están hechas de una curiosa caliza « vermiculada » que se puede encontrar en otras cuevas como la de Covalanas por ejemplo. Este aspecto es insólito, la materia parece trabajada por la mano de los humanos, pero es totalmentenatural.

A su derecha, de repente, verán los primeros dibujos: manos rojas negativas en ocre del Auriñaciense, dos ciervas, una negra y la otra, roja también, pero del Graveciense, que parecen guíarnos naturalmente delante de un extravagante panel que se abre sobre un hueco debajo. En la parte superior de este hueco, un gran caballo rojo de dos metros de tamaño les saludara y también un inmensobisonte de relieve natural. Su cabeza esta pintada de rojo e igualmente hay otra cierva a sus pies. Hay una bonita mano en negativo detrás de una muesca de la pared… A este nivel, datando del Neolítico, el dibujo de un hombre muy estilizado (cabeza, tronco, miembros): la obra de los últimos artistas que dibujaron en la cueva.

Abajo de esta muesca, un muy bonito bisonte rojo con sus patasanteriores bien plantadas, parando con su cola en arco de círculo y escortando numerosas manos en negativo, rojas también, que desaparecen abajo del techo de la muesca. Aún, se pueden ver ciervos, un bisonte policromado superpuesto a otras ciervas y manos en negativo y amarillas.

Entrarán de lleno abajo de la muesca, con la cabeza inclinada y cada vez más profundamente, descubrirán un techocompletamente dibujado de una retahila de signos cruciformes, rectangulares, aviformes (en forma de ave), tectiformes (en forma de techo) y numerosas puntuaciones… Increíble!

Además, encontrarán un jabalí. Más lejos, dentro de una alcoba natural, una muy bonita mano roja en negativo, tan aislada como la cabeza de un caballo escortado por una pequeñita cierva que se encuentra debajo.

Caminando hastala «Galería de las Manos », si su guía lo olvida, es importante saber que hay una de las más interesantes curiosidades de la cueva. A primera vista, se nota sólo un monolito en el paseo, pero la caliza ha modelado por casualidad un bisonte en posición vertical y de perfil. Sin embargo, nuestros antepasados dibujaron el trazo negro de su espalda, grabaron sus cuernos y también pulieron un cuernode más encima del conjunto! Una de las patas se termina por un pie más humano que animal! Se puede ver también el sexo masculino de este antropomórfico. Ésta ameniza en favor de las hipótesis de prácticas de Chamanismo durante la Prehistoria. En efecto, esta escultura convertida por la mano de los humanos, parece un hechicero vestido con una piel de bisonte en sus hombros. Pensamos en algunosdibujos de seres antropomórficos en otras grutas ornadas o en algunos rituales religiosos de ciertas tribus de los Indios de América del Norte. No se los pierdan!

Casi en frente de esta sorprendente columna y dentro de una quebradura, estarán encantados de descubrir otra nueva curiosidad del Castillo. Son signos enigmáticos que se han llamado «campaniformas» porque parecen campanas, pero no lo...
tracking img