La cuidad de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (383 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La cuidad de Dios (Agustín de Hipona)
Es una obra que fue escrita para contradecir la opinión sobre la caída de Roma ya que a su punto de vista Roma decayó por causa de su egoísmo y su inmoralidad.San Agustín piensa que en toda sociedad existen dos ciudades, la de aquellos que se aman así mismos hasta el desprecio de Dios y la de aquellos que aman a Dios hasta el desprecio de sí mismos. Escierto que la autoridad sólo corresponde a Dios, pero también lo es que quiere que los hombres ejerzan el poder como servicio y responsabilidad: quien ostenta la autoridad debe comportarse con lossubordinados como un padre con sus hijos.
San Agustín tiene una visión negativa de la política, él afirma que la política es necesaria porque el hombre es pecador. En el paraíso no existía esa necesidad dedominar al otro, no existía la política, el hombre vivía en paz y era gobernado por Dios. La política aparece en la vida del hombre, una vez que éste cae al valle de las lágrimas y necesitarelacionarse con otros hombres para lograr diferentes objetivos (la paz). El hiponense ve a la política como un medio útil para vivir en paz y virtuosamente. Su fin es hacer más fácil el camino del hombrehacia la bienaventuranza. Una vez que la Ciudad de Dios se imponga a la Ciudad Terrena en el fin de los tiempos, la política llegará a su fin, los hombres al hallarse bajo el seno de Dios, no la veráncomo necesaria debido a que estarán siendo gobernados por el mismo Dios.
San Agustín cree que el origen de todas las calamidades del mundo (hambre, guerras, esclavitud, etc.) se debe a que el hombrepecó y éste fue castigado por Dios. Pero como el hombre no puede sobrevivir en ese Estado de guerra hasta que llegue la redención, necesita crear una institución fuerte y autoritaria para salvaguardar lapaz y garantizar el orden hasta el fin de los tiempos. Así para salvaguardar la paz crea al Estado, un mecanismo de coerción que le pondría un límite al pecado. Por lo tanto, al igual que la...
tracking img