La cultura como motor de desarrollo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1570 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 19 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CULTURA COMO MOTOR DEL DESARROLLO
Ensayo - Curso de Desarrollo – Seminario de Nivelación

Diana Constanza Rodas Echeverry

Profesora: Natalia Agudelo Sepúlveda

UNIVERSIDAD DE CALDAS
POSTGRADOS DEPARTAMENTO ESTUDIOS DE FAMILIA
MAESTRIA EN ESTUDIOS DE FAMILIA Y DESARROLLO
Manizales, Febrero 25 de 2010

LA CULTURA COMO MOTOR DEL DESARROLLO

En el análisisconjunto, suscitado en el aula de clase acerca de cómo soñábamos cada uno de nosotros el Desarrollo de nuestro contexto, fuimos testigos desprevenidos de una singular bandada de ideas vagas surgidas en la mente de los alumnos… finalmente transcurrido el tiempo y expuestas las ideas, al parecer ningún individuo ofreció un procedimiento estructurado de cómo se genera el desarrollo. Sin embargo, se hade reconocer que todo gran invento ha surgido siempre de un simple, o bien complejo, cuestionamiento en la mente de un hombre. Siempre ha de haber un comienzo y usted lo ha dibujado... “gracias por su aporte en la formación de sujetos críticos, esa ha sido la mayor ganancia de asistir a su clase, la mejor conclusión desde mi perspectiva”.

A través del presente documento pretendo realizar unabreve reflexión en torno al concepto del “desarrollo” y las posibilidades de un real surgimiento del mismo en un contexto determinado, obtenido no como una receta adaptable a cualquier entorno social, sino más bien, a través del reconocimiento de diversos aspectos de la cultura propia de cada comunidad, en donde se reconozca un capital social con valores e ideas fundamentales comunes, y suprotagonismo vital en el logro de su desarrollo, dejando de lado la visión trastornada que se ha instalado a partir de los modelos de desarrollo de corte economicista, que finalmente no han ofrecido un aporte significativo al desarrollo social, y más bien, desde un sentimiento personal, han opacado la idea de que realmente “otro mundo sí es posible”.

La motivación fundamental para la elaboración delpresente escrito surge a partir de un cuestionamiento interno realizado desde hace un par de meses y sobre el cual he reflexionado bastante.

Desde la experiencia profesional que he adquirido, especialmente con población del área rural, he observado con preocupación que los proyectos de desarrollo social instalados en diversas comunidades no han generado cambios significativos en las condicionesde bienestar de la población, y por el contrario parecen tener un impacto negativo según la expectativa y percepción de las comunidades.

Ante este desafío se ha puesto en marcha todo un proceso de búsqueda, reflexión y crítica en referencia a la necesidad de identificar, antes de la acción, una perspectiva de análisis que oriente la intervención profesional. Si se revisa el planteamiento de losproyectos desarrollados en las comunidades, todo parece estar en coherencia con las problemáticas más sentidas de los grupos objetivo.

Surge entonces en este punto el interrogante crucial: ¿Cuál ha de ser el modelo mental más acertado que debo asumir como profesional para dar respuesta a las reales necesidades de una población objetivo cuando se va a plantear un proceso de desarrollo?

Elprimer paso en esta búsqueda ha sido la puesta en escena del concepto de desarrollo, aquel que, desde mi percepción, denota mayor simplicidad pero en él pueden converger todos los actores involucrados. Hago referencia a la idea del desarrollo desde la perspectiva de la gerencia social, en donde “este se concibe como un proceso construido a partir de las utopías de los actores, de sus anhelos, yaspiraciones, y se asume como un proyecto político, ético y cultural donde el principal capital que debe fortalecerse es el social”.

Siguiendo a Kliksberg (1997), “se hace sumamente necesario reconocer que hay múltiples aspectos en la cultura de cada comunidad, que pueden favorecer a su desarrollo económico y social, es preciso descubrirlos, potenciarlos y apoyarse en ellos”.

En un segundo...
tracking img