La cultura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5859 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Richard Sennett

La cultura del nuevo capitalismo
Traducción de Marco Aurelio Calmarini

EDITORIAL ANAGRAMA
BARCELONA

Título de la edición original: The Culture of the New Capiralism © Vale Universiry New Haven, 2006

Diseño de la colección: Julio Vivas Ilustración: foto © Burt Glinn I Magnum I Contacto

El contenido de este libro fue expuesto en las conferencias que RichardSennett pronunció en el año 2004 para las Castle Lectures sobre ética, política y economía, en la Universidad de Yale.
Primera edición: septiembre 2006 Segunda edición: marzo 2007

Las Castle Lectures fueron instituidas por [ohn K Castle en honor de su antepasado, el reverendo James Pierpont, uno de los fundadores de Yale. Este ciclo de conferencias, a cargo de figuras públicas de prestigio, tienepor finalidad promover la reflexión sobre los fundamentos morales de la sociedad y el gobierno y mejorar la comprensión de los problemas éticos con los que se enfrentan los individuos en nuestra compleja sociedad moderna.

cultura Libre
© EDITORIAL ANAGRAMA, S. A., 2006 Pedró de la Creu, 58 08034 Barcelona
ISBN: 978-84-339-6244-7 Depósito Legal: B. 9057-2007

Printed in Spain Reinhook Impres,sI, Múrcia, 36 08830 Sanr Boi de Llobregat

PREFACIO

Hace unos años, la Universidad de Yale me solicitó una presentación panorámica de la totalidad de mi investigación y mis escritos acerca del trabajo. Parecía sencillo: se trataba de proporcionar un resumen en tres conferencias para las Castle Lectures. Debí haberme dado cuenta de que la tarea no sería en absoluto sencilla y de queabarcaría mucho más que el tema del trabajo. Quisiera expresar mi reconocimiento a [ohn Kulka, de Yale University Press, y en especial a Monika Krause, mi ayudante de investigación, gracias a cuya colaboración he podido responder a aquella petición.

7

INTRODUCCIÓN

Hace medio siglo, en los años sesenta -aquella época fabulosa del sexo libre y del libre acceso a las drogas-, los jóvenes radicalesmás serios lanzaron sus dardos contra las instituciones, en particular las grandes corporaciones y los grandes gobiernos, cuya magnitud, complejidad y rigidez parecían mantener aherrojados a los individuos. La Declaración de Port Huron, documento fundacional de la Nueva Izquierda en 1962, era tan severa con el socialismo de Estado como con las corporaciones multinacionales; ambos regímenes parecíanprisiones burocráticas. En parte, la historia satisfizo los deseos de los redactores de la Declaración de Port Huron. Los regímenes socialisras de planes quinquenales y control económico centralizado desaparecieron. Otro tanto ocurrió con la empresa capitalista que proveía de empleos para toda la vida y suministraba los mismos productos año tras año. Y lo mismo sucedió con las instituciones delEstado del bienestar como las encargadas de la salud y la educación, que se hicieron más flexibles en la forma y redujeron su escala. En la actualidad, la meta de los gobernantes, tal como lo fue-

9

ra para los radicales de hace cincuenta años, consiste en desmontar la rígida burocracia. Sin embargo, la historia satisfizo de manera retorcida los deseos de la la Nueva Izquierda. Losinsurgentes de mi juventud creían que desmantelando las instituciones lograrían producir comunidades, esto es, relaciones de confianza y de solidaridad cara-a-cara, relaciones constantemente negociadas y renovadas, un espacio comunal en el que las personas se hicieran sensibles a las necesidades del otro. Esto, sin duda, no ocurrió. La fragmentación de las grandes instituciones ha dejado en estadofragmentario la vida de mucha gente: los lugares en los que trabajan se asemejan más a estaciones de ferrocarril que a pueblos, la vida familiar ha quedado perturbada por las exigencias del trabajo, y la migración se ha convertido en el icono de la era global, con más movimiento que asentamiento. El desmantelamiento de las instituciones no ha producido más comunidad. Si uno tiene disposición a la...
tracking img