La dama del perrito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3703 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ANTÓN P. CHÉJOV
Hacia finales de 1880 tuvo su inicio la última fase de la literatura zarista: periodo de grandes inquietudes, abierto a las corrientes estéticas occidentales, en el que surge el último de los clásicos rusos, este es, Antón Pávlovich Chéjov (1860-1904), que dejó la profesión de médico para dedicarse a la literatura y en 1884 publicó su primer libro de cuentos. Además de numerososcuentos, Chéjov dejó inolvidables novelas cortas (La cigarra, La sala número 6) y obra teatrales como La gaviota (1896) Tio Vania (1897) y El jardín de los cerezos (1904), que convencionalmente puede decirse que le han conferido la inmortalidad. De Chéjov dijo Tolstói que el suyo era un mundo otoñal, pero también la creación de un artista incomparable.

LA DAMA DEL PERRITO.
La dama del perritotrata del fortuito encuentro amoroso entre dos personas unidas en matrimonio con sus respectivas parejas. Él es un aburrido hombre de negocios moscovita de mediana edad, y ella, recientemente casada, de poco más de veinte años, ambos en un período de asueto marital en el balneario de Yalta, a orillas del mar Negro. Los dos entablan un breve y tórrido idilio que, para el hombre no parece muydistinto de otros de su vida. Luego de un corto y trépido tiempo juntos, sus vacaciones concluyen de manera previsible: Anna, la joven “dama del perrito”, parte de regreso a su casa con su esposo en San Petersburgo, mientras que el maduro Gurov reanuda sus relaciones profesionales y maritales en Moscú, a las que considera tediosas. Pronto los efectos de la aventura comienzan a contaminar la vidacotidiana de Gurov y a despertarle un devorador deseo, de modo que termina por urdir una mentira para viajar a San Petersburgo, donde se reúne con la anhelante Anna en el entreacto de una obra d titulada La geisha. En las semanas posteriores, Anna establece la rutina de visitar a Gurov en Moscú, donde el narrador omnisciente observa: “les parecía que era el mismo destino quien los había hecho el uno parael otro, y les resultaba incomprensible por qué él estaba casado y estaba casada ella”. En el bazar Slavianski, Anna llora amargamente a causa de aquella situación, mientras Gurov se esfuerza, de manera un tanto imperiosa, por consolarla. Al final del relato, el narrador, concluye: “Y parecía que un poco más y encontrarían la solución, y empezaría entonces una vida nueva, maravillosa, y paraambos estaba claro que hasta el final faltaba mucho, mucho, y que lo más complicado y difícil no había hecho más que empezar”.

El cuento, en su extensión, tiene un elemento de suspenso, pero lo especial no es el manejo habilidoso de la trama. Son las perceptivas observaciones, la mirada sabia del autor, el equilibrio y ritmo de la prosa, la selección de detalles, la caracterización y lasinquietudes existenciales que emanan en cada página. En los cuentos de Chéjov un denominador común es la proclividad del narrador o de los personajes a la reflexión metafísica. Chéjov no consigue evadir insertar reflexiones sobre la vida, la muerte, el paso del tiempo, etc. Estos instantes son los que nos acercan más al autor.
El beso primero entre los protagonistas es una muestra perfecta del equilibrioque Chéjov reiteradamente alcanza con su prosa. El narrador no abunda en precisiones, tampoco es lacónico. El lenguaje es expresivo, pero nunca jactancioso. Los detalles están tan bien escogidos que las costuras del artificio casi desaparecen. Es decir, la vida, sin intermediario, parece emerger de la página. Sólo una oración amenaza con develar la actuación del autor. Al besarse Gurov siente que“la fragancia húmeda de las flores lo envuelve”. Sin embargo, Chéjov prontamente pone bridas a ese impulso lírico, insertando un detalle realista. Luego del beso, apenas distanciados, Gurov mira ansioso a sus alrededores, preocupado porque alguien los haya visto.
Chéjov utiliza con frecuencia esta técnica de ecuanimidad. En el mismo cuento, poco después del beso, Anna Sergeyevna, alterada, le...
tracking img