La danza azteca chichimeca o de concheros (algunos datos).

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5995 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La danza sea cual sea su vertiente siempre será ceremonial, de sacrificio, guerrera, de ofrecimiento, de merecimiento, es como cada quien la quiera asumir, da lugar para la reflexión, la algarabía, la imaginación, la contemplación. No es el modo de ejecutarla o “a quien se esta ofreciendo o donde” lo que la determina, su sentido lo tiene por si misma y se genera colectivamente, asi como en laforma de sentirla en quien la ejecuta.
 
Los frailes dieron la oportunidad para que las varias poblaciones compartieran de su acervo cultural, (por lo que entiendo) no fue precisamente que ellos “inculcaran” o “enseñaran” esta danza. Esta danza es parte de nuestra cultura y asimismo es para quien la quiera aprender, no tiene fronteras físicas o de raza, como tampoco lo tienen otros conocimientosque son generados y conservados en otras latitudes, que al trasmitirse tenga riesgo de ser distorsionada es parte de su misma característica un tanto etérea y esta en quienes pretenden “conservarla” asumir y aclarar que y de donde toman lo que transmiten.
 
El 25 de julio de 1531 es una fecha simbólica, la danza se cimento y asento al paso del tiempo, esa es una fecha mítica, tomada en cuenta opropalada desde el siglo  XVIII, se ha dicho que en esa fecha se funda la danza, mas es un argumento demasiado reduccionista pues todo eso de las relaciones de meritos de caciques para demostrar su participación en la conquista y obtener prebendas en la colonia juega un papel importante al asentarse esa fecha como fundacional de la ciudad de Queretaro y también de la danza -ya que esa batalla entreotomíes, mexicas, tlaxcaltecas y españoles contra los chichimecas tuvo lugar-, no fue la única y se tomo como pretexto lo de la aparición de la cruz para preservar practicas surgidas de la convivencia, a salvaguarda y a la par de la evangelización misionera.
         
Es necesario revisar sobre la cultura otomí durante el virreinato para ubicar el contexto mítico de ese suceso fundacional ylas feroces batallas en tierras chichimecas, David Charles Wright es un autor que  estudia y coteja los documentos virreinales y los elaborados en el siglo XVIII, de ahí deduce la elaboración tardía de documentos tales como la “relación de Nicolás de San Luís”, al tratar sobre este último menciona que:
 
Este conjunto de documentos emparentados, elaborados por caciques otomíes, contradice de unamanera exagerada todas las fuentes auténticas sobre la colonización del Bajío y los orígenes de Querétaro. Uno de los manuscritos originales estaba en la biblioteca del Colegio Apostólico de Propaganda Fide de la Cruz en Querétaro en el siglo XVIII. Se han publicado varias versiones de este documento. Gran parte de la relación de don Nicolás fue transcrita en la crónica franciscana de Beaumont,escrita durante la década de 1771-1780. En esta versión de la relación se encuentra el mito de la lucha sin armas en el cerro de Sangremal, la aparición de Santiago y otros personajes celestiales y el origen milagroso de la Santísima Cruz de Piedra. Este cronista franciscano pasó algunos años en el colegio queretano de la Cruz, donde debió haber conocido el manuscrito original. Su gran
Crónica,una vez terminada, se guardó en la biblioteca del convento de San Francisco de Querétaro, de donde se sacaron varias copias en la última parte del siglo XVIII; han sido publicadas varias ediciones desde entonces.
 
Los datos proporcionados por las diferentes versiones existentes de la relación de don Nicolás, particularmente los que se refieren a la conquista de Querétaro, deben ser sometidos aun análisis crítico riguroso antes de emplearlos en los estudios sobre la historia regional en el siglo XVI. Tradicionalmente los cronistas e historiadores que han tratado este tema han querido "componer" los errores y distorsiones que presentan. La relación no fue escrita por el cacique otomí Nicolás de San Luis, como se pretende; probablemente sea obra de un descendiente suyo, ansioso de...
tracking img