La danza de la laguna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1124 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Danza de la Laguna Blanca.

Era una tarde soleada de Mayo, de esas en las que terminando la cuaresma, fuertes vientos se desatan y resuenan en todos los rincones de la Península de Paraguaná. En Santa Rita un pueblo típico de la región, con pocos habitantes, solo dos calles una iglesia, una plaza y grandes extensiones de tierra cubiertas de cardones y cujies, donde la gente debe susustento a la siembra de melones, patillas y a la cría de animales.
[pic]

José María, un joven criador de chivos y ovejos, oriundo del pueblo, y con algún tiempo en el oficio, salió como de costumbre con su rebaño en busca de hierba seca para alimentarlo, en el transcurrir del camino se encontró con su joven sobrino Julián quien le pidió que le dejara cuidar de las ovejas y regresarlas a sucorral, José María accedió a la petición del muchacho al cuál le tenia cierta confianza, mas sin embargo le indicó que mantuviera los ojos atentos a sus ovejas.
[pic][pic]
Ahora su preocupación era, que haría durante el resto de la tarde, de pronto recordó que en el corral había visto un cabrito enfermo, y decidió caminar más lejos de lo habitual en busca de hierba fresca para elanimal, al ser la temporada de sequía en esta zona tan árida, era casi imposible encontrar algo verde, el criador caminó y caminó cuesta arriba durante varias horas hasta llegar a una planicie, donde se divisaba un esplendoroso paisaje, en medio de los cerros se encontraba una laguna y detrás de ellos el mar. José dedujo que había encontrado la famosa “Laguna Blanca”, lugar que según sus abuelos yancianos del pueblo sucedían cosas muy extrañas. Supuso que de seguro encontraría pasto verde en los alrededores de la Laguna; pensó _ ¿Qué puede pasar en un lugar tan hermoso como ese? , si aleguas se ve la mano de Dios._ y decidió bajar por el sendero, pese a las advertencias.

[pic]
Al llegar, cautivado por la belleza del mismo se entretuvo demasiado rato, lo que le hizo perder lanoción del tiempo; y de pronto lo sorprendió la oscuridad.
Aunque era una noche de luna llena, resolvió no regresar a su casa por el peligro que implicaba subir el cerro en tal penumbra; por lo que buscó refugio en un árbol frondoso y se preparó un lecho con ramas y hojas secas.
El cansancio por la larga caminata hizo que se durmiera rápidamente. A las pocas horas, justo al llegar lamedia noche, se despertó; La luz de la luna iluminaba aquel espacio desnudo que rodeaba la Laguna, de repente, escuchó, ruidos, cuchicheos, crujidos, risas agudas, aunado a un viento helado que le calaba los huesos.
José María, desprovisto de abrigos, por el inesperado paseo, solo llevaba consigo un chaqueta de Jeans; en ese momento se le vino a la mente las creencias del pueblo acerca de laLaguna Blanca” y se le erizaron los pelos mientras un escalofrío recorrió todo su cuerpo, se subió el cuello de la chaqueta pues se sentía así protegido y seguro. En su pecho anidaban juntos el coraje y la superstición, tratando de anularse mutuamente, así mientras esta susurraba que se guardase, el otro alentaba para que agudizara el oído y averiguara lo que estaba sucediendo.
[pic]
Las rizassonaban cada vez mas cerca, fue entonces cuando la luz de la luna mostró a José una escena inusual: decenas de mujeres salían de diversos puntos de la muralla formada por los cerros que encerraban la laguna y corrían hacia alrededor de ella; mujeres con cabellos sueltos, desgreñados y prendidos en candela, flameando como banderas, ¡Brujas! que vociferaban, chillaban y aplaudían, avanzando yacercándose unas a otras hasta formar un círculo, danzando al son de un tambor.
[pic]

Las notas eran cada vez más agudas y la euforia de las brujas crecía con cada golpe de tambor, invitándolas a incorporarse al círculo del ritual, al compás de un torbellino de sombras y fuego bajo sus pies. De pronto, la más vieja, se elevó sobre ellas con el tambor en la mano y comienzó a gritar _ ¡Jorge!...
tracking img