La Danza Que Soño La Tortuga

Se trata de un comercio un tanto rústico que las hermanas Morelia han agregado
a un extremo de su casita. Venden allí refrescos caseros yembotellados; estos últimos cubren totalmente la pared del fondo con botellas multicolores; venden jabón y mercería, que guardan bajo el mostrador; venden dulces yvarias cosas más. A la izquierda está la salida a las habitaciones (que también se comunican con la calle) A la derecha, una pared angosta en primertérmino enmarca el hueco del mostrador, que corre hasta el fondo, la cubierta del cual avanza a la calle y casi no tiene sitio libre; soporta un cajón devidrio con dulces, dos grandes vitroleros con agua fresca (jamaica y limón), frascos con caramelos, cajitas de chicles, un teléfono con su letrero: “20Centavos la llamada” ; moviéndole de encima la mitad del cargamento deja levantar una parte, como trampa: otra entrada practicable. El filo de la paredsoporta una serie tal de latitas y macetitias con plantas, tan frondosas, que entre ellas y las mercancías ocultan totalmente los compradores para quien seencuentra en primer término. Los muebles: una máquina de coser anticuada, al fondo izquierda; una mecedora pesada, dos sillas populares de paja; algunascajas de refrescos, almacenadas tras la máquina; un cajón de jabón en primer término izquierda; en primer término derecha, la caja refrigeradora, demadera; al centro una mesita chaparra con radio. Las paredes y todos los detalles revelan el cuidado minucioso de las solteronas, su gusto y su carácter.
tracking img