La defensa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1563 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La defensa.
La defensa.El papel flotó en el pesado y cálido ambiente del salón de clases. Por azar, la maestra Sofía levantó su miradadel texto que en esos momentos leía con voz monótona y sedante. – ¿Quién arrojó esa hoja de papel? –preguntó con timbre helado.Nadie contesto, un silencio de negros presagios invadió el aula. – ¿Quién fue? – preguntó de nuevo.Sólo silencio, nadie se movía.Elmetálico sonido de sus zapatos altos se escuchó mientras se dirigía hasta donde el papelucho se habíaposado, cerca de la ventana. Tomándolo en su mano, regresó al escritorio y con gestos teatrales ante laimpaciencia de los alumnos lo miró; era un bello dibujo, en la parte superior un enorme corazón clásicamenteatravesado por una flecha. En ambos lados aparecían dos nombres: Rosa María y Alberto. Bajo elcorazónestaban dos siluetas de forma humana completamente desnudos. Un hombre y una mujer.¡Vaya, vaya! –exclamó la maestra Sofía–, ¡con que ésas tenemos! ¿Quién fue el autor de semejante tontería?¿Fuiste tú, Alberto?Alberto se revolvió en la butaca, quiso decir algo pero las palabras le faltaron.La maestra atacó de nuevo: – ¿acaso fuiste tú Rosa María?La chica, con ojos vidriosos no contestó,sólo bajo su mirada hasta el piso. –¿Cómo es posible, que mientras yo explico un tema tan importante como es la revolución francesa, la caídade la monarquía de los Luises, los anhelos de libertad del pueblo francés, la lucha fratricida, ustedes esténpensando en otras cosas? Perdiendo el tiempo de una manera tan miserable con esas tonterías. ¿Quépensarán tus padres si vieran esto, Rosa María? Tu madrese llenaría de vergüenza. Y tú, Alberto, a tusdieciséis años no eres más que un muchacho inmaduro que sueña con ser hombre. ¿Acaso te sientescapacitado para sostener una familia? ¿Ya tienes trabajo? ¿Serías a tu edad un padre responsable? Y ahoradíganme, ¿quién hizo esta porquería de dibujo?Alberto no contestó, Rosa María tampoco. El salón se llenó de murmullos sordos adornados con una queotrasonrisa de burla. –El vista de que no quieren confesar quién fue, me hacen el favor de presentarse a la hora del recreo en ladirección.La maestra Sofía continúo su clase y el papelito, prueba de las urgencias juveniles, fue a parar en la enormebolsa de mano de la maestra.A la hora del descanso los dos jóvenes se dirigieron a la dirección. La autoridad máxima del plantel ya estabaenterada del problemay pronto los hizo pasar a su despacho.Rosa María estaba a punto de llorar, con ojos angustiados buscaba la excusa, el perdón, y borrar de una vezpor todas tamaña vergüenza. Alberto iba callado, aparentemente sereno. –Lo que pasó hoy en la clase de ciencias sociales merece una severa amonestación, su delito es grave jovencitos y esto lo tendrá que considerar el Consejo Técnico Escolar y deberátomar una resolución. Por lopronto, quedan suspendidos hasta el día de mañana en que dicho consejo se reunirá a las cinco de la tarde ypor lo tanto, ustedes deberán presentarse a esa hora.Cuando los dos jóvenes salieron de la oficina, Rosa María con lágrimas en las mejillas le dijo: – ¿Por qué lo hiciste? –Perdóname, Rosa María. – Contestó Alberto–. Te juro que no sé qué me pasó, la clase estabaaburrida y yoempecé a imaginarme cosas... –Ahora me has metido en un gran problema. ¿Es así como me demuestras el amor que sientes por mí? ¿Quéva a pasar si nos expulsan? ¿Y cuando mis padres se enteren, qué les voy a decir? ¡Dios mío! ¿Qué voyhacer ahora? Tú sabes Alberto, que te he correspondido, que te quiero, que lo nuestro ha sido un amor limpio.¿Por qué tenías que llegar a esa vulgaridad? Ahoratendrás que confesar la verdad, que tú hiciste ese suciodibujo y que en este caso tú eres el único culpable. Pues tú sabes que yo soy completamente inocente. –Así es –replicó Alberto muy apenado–. Yo diré la verdad, yo fui quien hizo el dibujo y lo confesaré ante elconsejo técnico.
 
No hubo respuesta, ni despedida. Cada uno salió en dirección opuesta.Al día siguiente el Consejo se reunió,...
tracking img