La dictadura de la mediocridad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1486 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DICTADURA DE LA MEDIOCRIDAD

Hay que nombrarla sin metáforas, sin miedo y sin tapujos: es LA MEDIOCRIDAD

Parece no haber rincón en el mundo a salvo de su acción depredadora, ni ámbito, disciplina o espacio inmune a esta plaga que nos golpea sin piedad, dejando a su paso nada más que destrucción, como las tropas de Rivera en Salsipuedes.

La efectividad que ostenta es tal que se haconvertido en la principal arma de destrucción masiva, aunque los ejércitos de las alianzas egemónicas no invadan a nadie para destruirla; claro, es el imperio el que se ha encargado de sembrarla y maquillarla hasta el punto que es parte de la vida cotidiana de nuestros pueblos como el vaquero y la cocacola.

La acción de la mediocridad es igual que las enfermedades que se sumaron al fuego, lacruz y la espada con que los “civilizados” y cristianos conquistadores exterminaron a millones de indígenas que habitaban en nuestro continente. No es casualidad que esta nueva peste provenga del mismo lugar: los centros de poder colonialista que buscan ahora exterminar todo vestigio de identidad y diversidad de nuestros pueblos.

Dice el poeta español León Felipe que “La historia, es lamisma siempre con distinta fecha”, y aunque colonialismo e imperialismo suenen como palabras de otro tiempo, hoy más que nunca vemos su acción y su poder, en el empobrecimiento material, espiritual e intelectual en el que a través de los mandaderos de siempre, han sumido y condenado a nuestros pueblos. La instauración de la mediocridad como forma de vivir y de sentir, es una cuenta más en ellargo rosario de atrocidades.

Por aquello de “zapatero a tus zapatos”, y por lo de pintar la propia aldea para pintar el mundo, como músico, voy a apuntar hacia la música y su difusión, desde lo que aprecio en y desde nuestro pueblerino ambiente.

La música es una de las víctimas preferidas de la mediocridad. La realidad se encarga de sustentar esta afirmación.
La opinión que en generalnuestra sociedad uruguaya tiene de la música, es la de un pasatiempo, una actividad lúdica que es “lindo” practicar, después de haber cubierto las necesidades básicas, entre las que se cuentan el adiestramiento en inglés y computación, herramientas, que nos han convencido, son imprescindibles para ser considerado gente.

Casi nadie opina o aprecia que la música es una de las más poderosasherramientas para trasmitir valores, afirmar identidades y conformar espíritus y mentes.
El poder establecido, sí lo sabe.
Y con música, nos vende, y nos compra, y nos somete. Seduce desde la publicidad convirtiéndonos en un eslabón de la cadena consumista; trasmite los antivalores que han minado los cimientos de nuestra identidad; reduce a la gente a pasivos espectadores que consumen lo quele dan, sin posibilidad de optar y cuestionar.

La televisión y las radios son el medio trasmisor más efectivo de la mediocridad, convirtiéndola en una sagrada e incuestionable verdad, y proscribiendo o reduciendo los espacios con una muy efectiva censura, a todas las voces que propongan un camino, o tan siquiera, un trillo alternativo.

No existe como en la dictadura militar una listaexplícita de temas y de nombres a quienes no se puede mencionar, entrevistar o difundir. No. En la dictadura de la mediocridad las cosas funcionan de manera diferente. Veamos.
Los vendedores de publicidad, en nuestras aldeas, se convierten automáticamente en los productores – conductores – pseudos periodistas – comunicadores, generándose así, programas del género que se quiera, sin importar si sesabe o no algo del tema, sólo importa la nómina de nuevos clientes.

Los operadores de las radios y de los canales son empleados que obedecen órdenes, y existen casos en los que ante la insolencia de pasar algún tema musical que no es del agrado estético o filosófico del dueño, han recibido duras reprimendas e incluso han sido despedidos.
Porque, señoras y señores, ser dueño de un medio de...
tracking img