La dignidad del cuerpo humano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3950 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La dignidad del cuerpo humano |
La recta consideración del cuerpo es una clave para entender adecuadamente los diversos aspectos de nuestra vida personal |
  |
Para defender un proyecto de ley proabortista, cierto ministro de Justicia condensó su razonamiento en esta frase: “La mujer tiene un cuerpo y hay que darle libertad para que disponga de él y de cuanto en él acontezca”. A primeravista, parece un razonamiento lógico y concluyente. Si lo analizamos con un método bien aquilatado, descubrimos la profunda razón que ha llevado a la mejor Antropología Filosófica a pulverizarlo desde hace casi un siglo.

El uso del verbo tener es adecuado para expresar relaciones de posesión, que sólo tienen sentido respecto a objetos. Yo puedo tener un ordenador, una finca, una casa, untraje... Pero no tengo cuerpo; soy corpóreo. Si queremos descubrir el abismo que media entre ambas expresiones, debemos afinar la sensibilidad para adivinar el modo de ser de las realidades que parecen objetos pero superan la condición de tales. Sólo así conseguiremos cambiar la mentalidad “objetivista” por otra “relacional”.

Paso de las realidades cerradas a las realidades abiertas

Para realizareste giro, debemos tener en cuenta que nuestra vida personal consiste básicamente en convertir las realidades cerradas en realidades abiertas. Esta actividad suscita una serie admirable de transfiguraciones.

1. Cerrado es un objeto que está ahí sin tener relación alguna conmigo. Por ejemplo, una tabla cuadrada que veo en el taller de un carpintero. Si pinto en ella cuadraditos en blanco ynegro, convierto la tabla en tablero. He aquí la primera transfiguración. La tabla se convierte en realidad abierta porque me ofrece posibilidades para jugar en ella al ajedrez o a las damas. El tablero tiene un rango superior a la tabla. Es una realidad que se abre a nosotros y nos ofrece posibilidades para hacer juego: crear jugadas, tender a una meta, ejercitar la imaginación. Por ser una realidadabierta y abarcar cierto campo, vamos a llamarle ámbito de realidad, o sencillamente ámbito.

Con la tabla puedo hacer lo que quiero: venderla, canjearla, manejarla a mi antojo, porque es una realidad delimitable, pesable, agarrable, situable en un lugar o en otro. Con el tablero en cuanto tal, es decir, en cuanto estoy jugando en él un determinado juego, no debo actuar arbitrariamente: he derespetar las normas que dicta el reglamento. Si convenimos en que la tabla como objeto pertenece al nivel 1, el tablero –como campo de juego- pertenece al nivel 2. Ya hemos descubierto dos tipos de realidades –objetos y ámbitos- y dos actitudes distintas respecto a ellas: la de simple manejo y la de colaboración respetuosa.

2. Un fajo de papel pautado que está en una papelería es un objeto. Silo compro y escribo en él una composición musical, transformo el fajo de papel en una partitura, y lo elevo del nivel 1 al nivel 2. El fajo de papel es mío, lo poseo, puedo utilizarlo para cualquier fin: escribir en él, abanicarme, encender una estufa. Pertenece al nivel 1. La partitura no es algo pasivo respecto a quien sabe leer el lenguaje musical; toma iniciativa y me revela una obra y me guíaen la tarea de interpretarla. Como fajo de papel, la poseo y la pongo a mi servicio; en cuanto partitura, debo respetarla al máximo, colaborar con ella, serle fiel, ajustar mi acción a las normas que ella me impone. Estamos en el nivel 2. Otra vez nos encontramos con dos realidades de distinto rango y dos actitudes diferentes por nuestra parte.

3. Demos un paso adelante en nuestro camino detransfiguraciones. Me habla alguien de un poema que figura en un libro. Es algo que está ahí; sé que es una obra literaria, pero no me preocupo de asumir las posibilidades que me ofrece y darle vida; lo tomo como una realidad más de mi entorno, y lo sitúo al lado de las mesas, las plumas, el ordenador, los libros que llenan los anaqueles de mi biblioteca... El poema lo considero en este momento...
tracking img