La dignidad humana y el alcoholismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2757 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DIGNIDAD HUMANA Y EL ALCOHOLISMO |


INTRODUCCIÓN
El alcoholismo es algo más que una enfermedad, narra la experiencia que han tenido muchos alcohólicos al enfrentar esta silenciosa enfermedad, cuya existencia va más allá de lo que conocemos a través de la historia.
“Actualmente, un alto índice de nuestra juventud sufre los problemas del alcoholismo; en una edad cuando el estudiodebería ser su principal empeño, se encuentran diezmados por una enfermedad silenciosa, de fácil diagnóstico y de difícil aceptación por sus propias características. Es difícil para un padre lleno de amor hacia sus hijos, que son los ojos de su cara, el orgullo de su sangre, tener que aceptar que tiene un hijo alcohólico. Es una tarea titánica convencer a un atribulado padre sobre la necesidad derecurrir a personas especializadas en alcoholismo para rehabilitar a su hijo y es mucho más difícil enfrentar las drogas, que van en una espiral ascendente increíble, como si ellas fueran la solución a los problemas de la vida y proporcionaran felicidad en este enredado mundo, donde la risa se confunde con el llanto”.

Por todo lo dicho anteriormente nosotros queremos dar a conocer cómo es que estaenfermedad silenciosa y muy terrible entra en nuestras vidas sin que uno mismo se dé cuenta de lo que en verdad está pasando.

LA ADICCIÓN EN LA SOCIEDAD ACTUAL
El adicto es una persona que sufre una atracción compulsiva, generalmente por algo malo. ¿Por qué en la sociedad actual existen tantos adictos? Es verdad que en la sociedad que nos toca vivir hay muchos peros, en la sociedad del siglopasado, existía un buen número a los que se les daba el nombre de viciosos. El vicio es la costumbre o hábito irresistible de hacer algo malo. Lo opuesto del vicio es la virtud, es decir, el hábito de hacer el bien.
Las adicciones más conocidas son: la drogadicción, el alcoholismo, el tabaquismo, la lujuria, la avaricia, la ira, la violencia y la gula. Son las mismas adicciones aunque algunas noestaban tan difundidas, así por ejemplo decía un tango de aquellos tiempos: "Te acordáis hermano qué tiempos aquellos,... no se conocían cocó ni morfina".
La realidad de la sociedad del siglo que amanece, se caracteriza por la existencia de muchos adictos. El mal entra en las casas de ricos y pobres, no hay distinción de sexo, no respeta a jóvenes, adultos o niños. Nadie puede tener la seguridad deque un pariente, hijo o hermano no caiga en una adicción.
La falta de una escala de valores es motivo de que una adicción encuentre donde anidar. Esto se agrava cuando el probable adicto carece de vínculos y afectos, especialmente en la familia. Si la familia es como si no existiera, el padre y la madre no se preocupan por su hijo, no hablan con él, no se comportan como padres y él no confía enellos, no será su confidente. En cambio sí lo será con otros como él.
Algunas adicciones hacen que el adicto concurra a ambientes en donde se va a encontrar con otros adictos con los que va a adquirir otras adicciones, si no las tiene, como el cigarrillo, el alcohol y la droga. La búsqueda de dinero para drogarse los llevará a la prostitución, al robo, y a ser utilizados para distribuir drogas.LA DIGNIDAD HUMANA
En la filosofía moderna y en la ética actual se propaga una subjetivización de los valores y del bien.
Desde David Hume, existe una corriente de pensamiento que se expresa en la idea de que no es posible derivar ningún tipo de deber a partir del ser de las cosas. El paso siguiente nos lleva a concluir que por valores entendemos nuestras impresiones, reacciones y juicios,con lo cual convertimos el deber en un fruto de nuestra voluntad o de nuestras decisiones.
En el positivismo jurídico tipo Kelsen el derecho es el resultado de la voluntad de las autoridades del estado, que son las que determinan aquello que es legalmente correcto - y legítimo - y lo que no lo es.
En ética, el positivismo y el empirismo afirman que bueno y malo son decisiones meramente...
tracking img