La dispensación de bahá'u'lláh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 126 (31421 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DISPENSACIÓN

DE

BAHÁ'U'LLÁH

SHOGHI EFFENDI

Título original en inglés:
The Dispensation of Bahá'u'lláh

[pic]

Shoghi Effendi, el Guardián de la Fe bahá’í

ÍNDICE

La Dispensación de Bahá'u'lláhBahá'u'lláh 07

El Báb 26

'Abdu'l-Bahá 31

El Orden Administrativo 39

Apéndice

Cartas de la Casa Universal de Justicia 52

A los amados de Dios y a las siervas del Misericordioso de todo el Occidente.

Compañeros de labor en la Viña Divina:

El 23 de mayo de este auspicioso año1, el Mundo bahá'í celebrará el nonagésimoaniversario de la fundación de la Fe de Bahá'u'lláh. Nosotros, que en esta hora nos hallamos sobre el umbral de la última década del primer siglo de la Era bahá'í, bien podemos detenernos a reflexionar sobre las misteriosas dispensaciones de tan augusta, tan trascendental Revelación. ¡Cuán vasto, cuán fascinante es el panorama que el transcurso de nueve décadas despliega ante nuestros ojos! Su descollantegrandeza casi nos anonada. Tan solo el contemplar este espectáculo único, el visualizar, aunque sea oscuramente, las circunstancias que asistieron al nacimiento y al gradual desenvolvimiento de esta suprema Teofanía, al recordar aun a grandes rasgos las dolorosas luchas que proclamaron Su origen y aceleraron Su marcha, ha de bastar para convencer a todo observador imparcial de esas eternasverdades que motivan Su vida y que deben continuar impulsándola hasta que alcance el ascendiente a que está destinada.
Dominando toda la extensión de este fascinante espectáculo, sobresale la incomparable figura de Bahá'u'lláh, trascendental en Su majestuosidad, serena, imponente, inaccesiblemente gloriosa. Unida a ella, aunque subordinada en rango, e investido con la autoridad de presidir con Élsobre los destinos de esta suprema Dispensación, resplandece sobre este cuadro mental la gloria juvenil de El Báb, infinito en Su ternura, irresistible en Su encanto, sin igualen su heroísmo, incomparable en las dramáticas circunstancias de Su vida corta pero memorable. Y finalmente surge, aunque en un plano propio y en una categoría completamente aparte de la ocupada por las dos Figuras gemelas queLe precedieron, la vibrante, la magnética personalidad de 'Abdu'l-Bahá, reflejando, hasta un grado tal que ningún hombre, por más exaltado que sea su posición puede esperar rivalizar, la gloria y poder de que solo están dotados Aquellos que son las Manifestaciones de Dios.
Con la ascensión de 'Abdu'l-Bahá y, más particularmente, con la muerte de Su bien amada e ilustre hermana la más exaltadaHoja -última sobreviviente de una heroica y gloriosa edad-, se cierra el primer y más conmovedor capítulo de la historia Bahá'í, marcando el final de la era Primitiva y Apostólica de la Fe de Bahá'u'lláh. Fue 'Abdu'l-Bahá Quien, por medio de las disposiciones de Su trascendental Voluntad y Testamento, ha establecido el vínculo vital que debe unir para siempre la era que acaba de expirar conaquella en la cual ahora vivimos -el período de Transición y de Formación de la Fe-, etapa que en la plenitud del tiempo ha de llegar a florecer y dar su fruto con las hazañas y triunfos que anunciaran la Edad de Oro de la Revelación de Bahá'u'lláh.
Muy queridos amigos: Las impetuosas fuerzas liberadas tan milagrosamente por medio de dos independientes e inmediatamente sucesivas Manifestaciones vansiendo ahora, ante nuestros propios ojos, gradualmente agrupadas y disciplinadas, gracias al cuidado de los elegidos administradores de una Fe de tan vastos alcances. Dichas fuerzas se van cristalizando lentamente en instituciones que llegaran a ser consideradas como el distintivo y la gloria de la era que estamos nosotros llamados a establecer e inmortalizar con nuestras obras. Pues de nuestros...
tracking img