La distribucion de la riqueza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (603 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El problema de la distribución de la riqueza es que los que la tienen no quieren distribuirla y ni un peso, pero no lo quieren distribuir ni siquiera por el simple criterio de autoprotección deconseguir que no haya desesperados, porque cuanto más desesperados haya más inseguridad vamos a tener en este país, mas muros va haber que hacer, mas rejas va haber que construir y pronto va haber queconstruir, rejas electrizadas y muros de 40 metros.
Entonces, como esta clase es una clase golosa (es como el amo hegeliano, que solo sabe gozar) que no quiere distribuir la riqueza, paradistribuirla hay que enfrentarse a ella, pero para hacerlo, hay que enfrentarse a un poder realmente muy poderoso por que no es solo el poder de acá, es el poder del capitalismo internacional.
¿Cómo podemospensar el segundo centenario?
Bueno, lo que podemos decir, es lo que nosotros pensamos hacer para el segundo centenario. No sabemos si lo que pensamos hacer se va a realizar, pero nadie sabe si loque va a ser se va a realizar, porque la vida es azarosa, el principio fundamental de la historia es el azar puede ocurrir una cosa o puede ocurrir otra.
Yo creo que es fundamental que la argentinallegue al segundo centenario diferenciándose claramente de la argentina del primer centenario. Que no sea una fiesta de las clases hegemónicas, que no sea una fiesta de las clases poseedoras, que nosea una fiesta de los que están satisfechos por completo. Que sea una fiesta de todos, al menos que puedan ser integrados (a la mesa familiar, digamos, del país; siempre atravesada por miles decontradicciones), todos aquellos que padecen hambre. En realidad no quiero un país injusto, un país desigual, un país con hambrientos.
América latina tiene que estar preparada para que no haya más golpesde estado en este continente, no puede haber golpes de estado, la democracia tiene que seguir, pero la democracia sino alimenta, sino da de comer (decía un político) y que no dio de comer. Que no da...
tracking img