La educacion adventista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4090 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Educación Adventista y la Visión Apocalíptica

Este artículo es una adaptación de la primera parte de la presentación inaugural hecha por el autor en la Convención de Profesores de la División Norteamericana realizada en Nashville, Tennessee, el 6 de agosto de 2006.
Introducción Nos guste o no, lo reconozcamos o no, la educación adventista en general enfrenta una crisis. Década tras década,el porcentaje de los jóvenes adventistas que asisten a escuelas adventistas ha ido disminuyendo. En 1945, el porcentaje de estudiantes en escuelas adventistas comparado con los miembros de iglesia era de 25 por 100. En el año 2000 era 9 por100, con un número creciente de alumnos provenientes de hogares no adventistas.1 Los padres adventistas preguntan por qué deben enviar sus hijos a escuelasadventistas. Al mismo tiempo más y más pastores e iglesias cuestionan la importancia de dedicar una gran parte de su presupuesto local a la educación adventista. Estas son preguntas válidas e importantes. Las respuestas son igualmente importantes. ¿Son tan importantes las escuelas adventistas? ¿Debemos sacrificarnos para mantenerlas? Si es así, ¿por qué? Estas preguntas son la base de mis reflexionesen esta reunión. arecía que nadie la quería! ¡Parecía que nadie quería educación adventista! Al comienzo de la década de 1850 se realizaron intentos de establecer educación adventista en Buck’s Bridge, Nueva York y en Battle Creek, Michigan. Ambos fracasaron tristemente. Hablando del experimento en Battle Creek, Jaime White escribió para la Review and Herald en 1861, “hemos hecho un buen intento deestablecer una escuela en Battle Creek, en muy favorables circunstancias, y hemos abandonado la idea porque no llenó las expectativas de los interesados.”2 La razón de esta falta de interés no es muy difícil de descubrir. W. H. Ball lo expresa muy bien en 1862 en una carta a Jaime White: “¿Es correcto y consistente, para nosotros que creemos con todo nuestro corazón en la inmediata venida delSeñor, que procuremos dar una educación a nuestros hijos?3 18 años después del chasco millerita de 1844, muchos adventistas creían que enviar a los niños a la escuela demostraba

¡P

George Knight

4

26:2008



REVISTA DE EDUCACION ADVENTISTA

falta de fe en el pronto regreso de Jesús. Después de todo, enviar a los niños a la escuela implicaba que crecerían para llegar a usar esaeducación. A los ojos de muchos, por lo tanto, el establecimiento de escuelas adventistas era una señal de apostasía o herejía, un acto que significaba que el Señor demoraba su regreso. La educación formal no era el único blanco de este tipo de pensamiento. En septiembre de 1845, Jaime White condenó públicamente a una pareja que había anunciado su casamiento. Para Jaime ellos habían “negado su fe” enla Segunda Venida. El casamiento, escribió es “un mal del Diablo. Los hermanos fieles de Maine que están esperando el regreso de Cristo no tendrán nada que ver con este asunto.”4 Esta manera de pensar, más tarde explicó, era mantenida por “la mayoría de nuestros hermanos,” ya que “tal paso parecía dar lugar a largos años de vida en este mundo.”5 Esta era la manera de pensar de los

primerosadventistas. Pero menos de un año después de haber condenado públicamente nuevos casamientos, Jaime se unió en santo matrimonio con la joven Elena Gould Harmon en agosto de 1846. ¿Por qué? Porque, explicaba el novio, su amada no tenía quien la acompañara y protegiera mientras viajaba para presentar el mensaje que Dios le había dado.6 En otras palabras, el casamiento para los White fue un medio necesariocon el fin de esparcir el mensaje adventista. Ese casamiento llegaba a ser un asunto crucial para la extensión de la misión adventista. Al unirse en matrimonio, los White dieron el primer paso hacia la institucionalización del adventismo. Si el fin no llegaba tan pronto como lo esperaban, debían dar los pasos adecuados para prepararse para el servicio en ese tiempo de espera. En este caso, el...
tracking img