La educacion contemporanea

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1597 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 1 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Unidad 5

• La Educación Contemporanea

EXPLICACIÓN PRELIMINAR Trataremos este capítulo con suma brevedad, por tres razones: 1-3 Que estamos viviendo su contenido todos los días en nuestros estudios y lecturas sobre pedagogía y sus ciencias auxiliares; 21 Que hace casi imposible una concreción inteligible al caos de contradicciones en que se mueve y la frivolidad presuntuosa en que sedesenvuelve; 3-3 Que esperamos ofrecer en breve a nuestros queridos lectores una monografía especial. De la magnitud de la, segunda razón nos podemos formar idea sin más que hojear media docena de textos en que se trate el asunto con cierta generalidad. Mientras que en unos se encierra toda la pedagogía contemporánea bajo el epígrafe de “Escuela nueva”, con lo cual este concepto se convierte en ungalimatías o en una limitación, ordinariamente grave, en otros se designa bajo dicho epígrafe el movimiento iniciado por Reddie en Inglaterra el siglo pasado, con lo cual queda reducida a una frivolidad, así desde el punto de vista pedagógico como social, pues cualquiera que sea el valor de algunas buenas ideas en que el movimiento se inspira, de él “sólo goza” y “sólo puede gozar” una corta minoría deprivilegiados, que en todos los tiempos se ha arreglado para ser criada y educada de manera muy favorable, y no faltarán algunos de dichos textos, como, por ejemplo, las historias de la educación de Monroe y Wickert, donde ni siquiera aparece tal denominación, si bien la segunda cae al llegar a este momento en un nacionalismo de lo más imperdonable, pues salvo una fugitiva alusión a John Dewey,al tratar de un tema especial, tal parece que no hay más que Alemania en la historia de la pedagogía contemporánea. En otro sentido, mientras que para unos parece no haber más que la religión rusoniana del Instituto ginebrino; de su profeta, Claparéde; de algunos sacerdotes del templo, y de unos cuantos doctrinos, hay otros que apenas los mencionan o de plano los omiten; y lo mismo pasa con lapedagogía pragmatista y otras direcciones. . Por eso ha podido escribir -Santiago Hernández Ruiz en su reseña histórica de la metodología pedagógica: “En el mismo caso están el super-cientifismo, el psicologismo, el experimentalismo, el libertarismo, etc: Tendencias particulares que fundan toda la teoría educativa en un detalle científico, disciplinario o técnico -la actividad manual, la libertad, laespontaneidad, el material escolar, la fluctuación experimental, el trabajo por equipos, la imprenta en la escuela, el juego de las tiendecitas o cualquier futesa del mismo o más bajo jaez-, perdiendo por completo el dominio del problema considerado en su totalidad y hasta la voluntad de alcanzar ese dominio. De ahí la dispersión que hemos denunciado en páginas anteriores, la cual frustra losimportantes progresos

técnicos alcanzados en el presente siglo, y amenaza conducirnos a un caos de pedanterías y rutinas y a una logomaquia pedagógica tal, que al lado de ella fueron tortas y pan pintado las sutilezas paralógicas de los sofistas, las parlerías silogísticas de los escolásticos y las nada escasas manifestaciones de histrionismo escolar que registra la desigual historia de lasprácticas docentes.” (Metodología general de la enseñanza.) Esta descomposición se empezó a temer cuando apenas empezaba a despuntar; cuando Guex podía reducir las tendencias postclásicas a tres, que denominaba de “los negativos” (Tolstoi), de “los moderados” (Reddie y sus émulos, es decir, los hombres de las “escuelas nuevas”, consideradas éstas en su acepción restringida) y de “los experimenfalistas”(Binet). Admitía Guex que en todo eso hay materia aprovechable; pero observaba: “De esto a echar por la borda todo el bagaje de la pedagogía tradicional, todo ese bagaje, tantas veces secular, de elaboración, que la ciencia se ocupa en revisar, fijar y sistematizar, hay más de un paso, y aun los más celosos partidarios de la psicología experimental convienen en esto. Así lo declara Blum en el...
tracking img