La educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7769 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El debate de la educación: un ensayo de crítica socialista ciudadana

“La educación, por más que sea legalmente el instrumento gracias al cual todo individuo en una sociedad como la nuestra puede acceder a cualquier tipo de discurso, se sabe que sigue en su distribución, en lo que permite y en lo que impide, las líneas que vienen marcadas por las distancias, las oposiciones y las luchassociales. Todo sistema de educación es una forma política de mantener o modificar la adecuación de los discursos, con los saberes y los poderes que implican” (M. Foucault: El orden del discurso)

Los comentarios siguientes son hechos desde un punto de vista no de especialista sino, más bien, teórico general. Se afirman en una particular y comprometida visión de la teoría social y política, a partir dela cual, y aceptando como dadas la complejidad y el pluralismo de la sociedad actual, la crítica socialista no puede menos que adoptar la forma de una ciudadanía activa: una práctica comunicativa que ejerce su crítica al ejercicio del poder político con miras al logro del entendimiento en la sociedad. También estas notas reflejan una particular experiencia de investigación y práctica deconsultoría en áreas de la formación profesional (o laboral) y por consiguiente una mirada más “práctica” o más “productivista” que la habitual de los debates de las ciencias de la educación.

1. La discusión de los educadores suele ser ensimismada: debe abrirse a la cultura teórica disponible para ayudar a reconstruir el lazo social

Por alguna razón que habrá que indagar sistemáticamente, el debateeducativo sobre la educación, su organización, instituciones y calidad, suele llevarse a cabo en una especie de círculo cerrado, en que los protagonistas, consagrados “especialistas”, erigen su discurso científico o experto sin referencia explícita ni a otras formas de pensamiento, investigación o teoría, ni al pensamiento o saber de la gente corriente. Pensamientos que, según una experienciageneralizada, saben de educación y de política pública más de lo que imaginan los estudiosos y ellos mismos.

Los especialistas del ramo constituyen normalmente lo que M. Foucault llamaba una “sociedad de discursos”, cuyo cometido es conservador o producir lo que “sabe” de educación, “hacerlo circular en un espacio cerrado, distribuyéndolo según reglas estrictas” y de modo que los autores son, a lavez, los distribuidores (1). Esta especie de monopolio de la producción y circulación del saber de educación, que se constituye en un país como el nuestro, tiene las virtudes de una producción concentrada (estabilidad, acumulación de recursos, escala, control de dirección, planificación) pero también sus carencias. Entre ellas no es menor que sus procesos se aíslan del contexto y son relativamenteinsensibles a las demandas y experiencia de la sociedad. La “sociedad de discursos” es una organización anónima de la producción de sentidos educacionales, donde las fórmulas consagradas del discurso “técnico” se imponen por sí mismas y se obscurecen o se hacen innecesarios para el análisis del actor, sus comunicaciones, su política y su poder.

La educación deja de ser así el campo para lacrítica, consustancial a la formación democrática y ciudadana. Como dice la directora de una de las instituciones de investigación más prestigiadas en el ramo, el conocimiento educacional cae entonces en el reduccionismo de su adecuación a la toma de decisiones administrativas, se restringe a una tarea evaluativa que, más restrictivamente aún, sobredimensiona “la evaluación de resultados por sobre la deprocesos”(2). Y la educación es “procesos”. Reducida la producción de conocimiento y saber educacional a su rol de “gestión” se reduce y excluye también la discusión pública, no se debate ante y en la sociedad con I. Núñez, J. Cassasús, C. Cox o E. Schiefellbeim. Cuando alguien enfrenta sus discursos con la “teoría” lo hace como desde otro mundo (3). Las formulaciones expertas sólo serán...
tracking img