La emocion de la competencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1789 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EMOCION DE LA COMPETENCIA
LA METÁFORA COMPETITIVA de la imagen de los países compitiendo entre si en los mercados mundiales de la misma forma que las corporaciones lo hacen –deriva mucho de su atractivo desde su aparente comprensión—. Díganle a un grupo de ejecutivos que un país es como una gran corporación y les das una sensación de confianza de que ya entienden lo básico. Trata de decirlesacerca de conceptos económicos como la ventaja comparativa y les estas pidiendo que aprendan algo nuevo. No debería sorprendernos si muchos prefieren una doctrina que ofrece el obtener una aparente sofisticación sin la molestia de de veras pensar. La retórica de la competitividad se ha vuelto tan difundida, sin embargo, por tres profundas razones.
Primera, las imagines de competitividad sonexcitantes y las emociones venden boletos. El subtitulo de el gran best-seller de Thurow, Head to Head, es "The Coming Economic Battle among Japan, Europe, and America"( La Próxima Guerra Económica entre Japón, Europa y EUA); la sobrecubierta proclama que “la guerra decisiva del siglo ha comenzado… y EUA podría ya haber decidido perder”. Suponga que el subtitulo hubiera descrito la situación real:“La batalla venidera en la cual cada gran economía podría tener éxito o fracasar basado en sus propios esfuerzos, mas o menos independientemente de que tan bien lo hagan los otros”¿Podria Thurow haber vendido una décima parte de sus libros?.
Segundo, la idea que las dificultades económicas de EUA dependen decisivamente en nuestras fallas en la competencia internacional paradójicamente de algunamanera hacen parecer esas dificultades mas fáciles de resolver. La productividad del trabajador promedio norteamericano es determinada por un conjunto complejo de factores, la mayoría de ellos inalcanzables por ninguna política gubernamental viable. Así, si aceptas la realidad de que nuestro problema de productividad es realmente un puro y simple problema domestico, improbablemente serás optimistasobre cualquier mejora dramática. Pero si te convences que el problema es de fallas en la competencia internacional –que las importaciones están sacando a los trabajadores de empleos bien remunerados, o que la competencia extranjera subsidiada esta conduciendo a los EUA fuera de sectores de alto valor agregado—entonces la respuesta a los males económicos podría parecer que te involucres en cosassencillas como subsidiar la alta tecnología y ser duros con Japón.
Finalmente, muchos de los lideres del mundo han encontrado en la metáfora competitiva un recurso político extremadamente útil. La retórica de competitividad parece proveer una buena excusa ya sea para justificar decisiones difíciles o para evitarlas. Los ejemplos de Delors en Copenague muestra lo útiles que son las metáforascompetitivas como una evasión. Delors tenía que decir algo en la cumbre de CE; decir aun cualquier cosa que señalara las raíces reales del desempleo Europeo hubiese implicado enormes riesgos políticos. Mediante el cambio de discurso a cuestiones esencialmente irrelevantes pero que suenan plausibles de competitividad, se dio algo de tiempo para obtener una mejor respuesta (la cual hasta cierto puntoproporciono en el Reporte de Diciembre acerca de la Economía Europea –un reporte que todavía, sin embargo conservaba la palabra “competitividad” en su titulo).
Por contraste, la bien recibida presentación del programa inicial económico Bill Clinton en Febrero de 1993 mostró lo útil de la retórica competitiva como motivación para políticas difíciles. Clinton propuso una serie dolorosos recortespresupuestales e incrementos en impuestos para reducir el déficit Federal. ¿Por que? Las razones reales para cortar el déficit son decepcionantemente prosaicos: el déficit absorbe fondos que pudieron de otra manera ser invertidos productivamente, y por esto ejerce una pequeña pero constante disminución en el crecimiento económico de EUA. En lugar de esto Clinton ofreció una conmovedora apelación...
tracking img