La eneida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1468 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 29 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Eneida de Virgilio Parte II Conmovida por tantas aventuras, Dido ofrece espléndida hospitalidad a los troyanos, los cuales per rnanecen algún tiempo en Cartago, dichosos de Eiaber encontrado al fin una tierra tan acogedora. Pero Júpiter había reservado otro destino para Eneas. Este obedece y manda preparar todo lo necesario para su partida. Levan anclas, pero mientras los barcos se alejan, lareina Dido, desesperada, no pudiendo soportar la pérdida del hombre que ama, se arroja sobre una pira funeraria que ha hecho encender y hunde en su pecho la espada que había ofrecido a Eneas y que éste olvidó al partir . Habiendo salido de Troya con veinte naves, los desterrados desembarcaron en Tracia, donde le sucedió a Eneas una aventura extraordinaria: al cortar un arbusto, brotó sangre negra,mientras se escuchaban gemidos y lamentos. Al repetir la acción, una voz que salía de la tierra le reveló que bajo el arbusto se encontraba el cadáver de Polidoro, hijo de Príamo, muerto por Polymnestor, rey de Tracia, que quería apoderatse de sus riquezas. Seguidamente los troyanos se dirigieron a Delos y después a Creta, desembarcando por fin en una de las islas Estrófades. Pero allí, mientrasEneas y sus compañeros se disponían a comer, las Arpías descendieron sobre ellos e infectaron las viandas. Los soldados intentaron cazarlas, pero en ese momento la reina de las Arpías, posándose en lo alto de una roca, les hizo siniestras profecías. Ignorando la muerte de la reina, Eneas sigue su viaje hacia Italia. Una gran tempestad lo obliga a desembarcar en el puerto de Drépano, en Sicilia,donde es recibido por el rey Acestes. Ofrece sacrificios sobre la tumba de su padre, organizando también juegos y competiciones a fin de honrar a los manes de Anquises. Faltando ya poco para la partida, las mujeres troyanas, cansadas de tan larga navegación, incendian los barcos. Eneas, desesperado, es aconsejado por la aparición de Anquises, quien le pide que abandone a las mujeres y a los ancianosen la tierra de Acestes, llevando hacia Italia a sus más valientes y jóvenes guerreros. Lo invita igualmente a descender al reino de los muertos , en el que conocerá el glorioso destino que le está reservado junto con sus descendientes Después de salir de la isla de las Arpías, los troyanos hicieron escala en Butrota, donde era rey Heleno, segundo esposo de Andrómaca; tocaron después la isla delos Cíclopes. Habiéndose hecho nuevamente a la mar, llegaron a Drépano, donde había muerto Anquises. Aquí termina el relato del héroe a la reina Dido. La desdichada reina, enamorada de Eneas, le pide que la tome por esposa. Pero él, obedeciendo las órdenes de Júpiter, debe partir. Llegados a Sicilia, tierra de Acestes, los troyanos celebran sacrificios y juegos en honor de Anquises; parten al fin,pero antes de llegar a Cumas, el piloto Palínuro es arrojado al mar por el dios del sueño. La Sibila, después de profetizar sobre su viaje, conduce a Eneas al reino de los infiernos guardado por Cerbero, el monstruo de tres cabezas. Para poder penetrar, la Sibila arroja un pastel que adormece a la bestia en su cueva.Las naves troyanas surcan nuevamente los mares y llegan al puerto de Cumas; Eneasconsulta a la Sibila, quien le profetiza las guerras que deberá soportar en Italia. Entre ellos se encuentra Silvius, el primer hijo que le dará su esposa Lavinia; Silvius será rey de Alba y el primero de los reyes latinos, entre los cuales se encuentra Rómulo, fundador de Roma. Le habla de los hombres ilustres de la República, Julio César y Augusto, cuyo imperio se extenderá hasta las más lejanastierras. Ha sido enviado a Italia para que nazca Roma, y de su raza provendrán los hombres de la familia Julia, que reinarán sobre el mundo. Después de conocer la grandeza prometida a su estirpe, Eneas se despide de Anquises y, acompañado de la Sibila, sale por la puerta de marfil. Después de embarcarse en Gaeta, los troyanas llegan al Lacio, reino de Latino, cuya esposa Amata le había dado una...
tracking img