La era del capital

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5101 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ERIC HOBSBAWM

“EL GRAN BOOM”
Fuente: Documento sobre clase obrera y política

CAPITULO 2

EL GRAN “BOOM”

Aquí el hombre poderoso en las armas de la paz, el capital y la maquinaria las utiliza para proporcionar comodidad y placer al público, de quien es su siervo, y de este modo se hace rico al tiempo que enriquece a otros con sus bienes.

William Whewell, 1852

Cualquier pueblopuede conseguir bienestar material sin tácticas subversivas si es dócil, trabaja mucho y se entrega constantemente a su automejoramiento.

De los estatutos de la Societè
contre l’ignorance de Clemont-Ferrand, 1869

La zona habitada del mundo se extiende rápidamente. Nuevas comunidades, esto es, nuevos mercados, surgen a diario en las hasta ahora regiones desérticas del Nuevo Mundo en Occidentey en las islas tradicionalmente fértiles del Viejo Mundo en Oriente.

Philoponos, 1850

1

En 1849 pocos observadores hubieran predicho que 1848 sería la última revolución general en Occidente. Con excepción de la “república social”, las demandas políticas del liberalismo, el radicalismo democrático y el nacionalismo iban a satisfacerse gradualmente a lo largo de los próximos setenta añosen la mayoría de los países desarrollados sin grandes trastornos internos. Y la estructura social de la parte desarrollada del continente iba a demostrar su capacidad de resistencia frente a los catastróficos golpes del siglo XX, al menos hasta la fecha. La razón principal radica en la extraordinaria transformación y expansión económica de los años comprendidos entre 1848 y principios de ladécada de 1870 que es el sujeto de este capítulo. Este fue el período en el que el mundo se hizo capitalista y una significativa minoría de países “desarrollados” se convirtieron en economías industriales.

Como es probable que los sucesos de 1848 la contuvieran temporalmente, esta época de avance económico sin precedentes empezó con un auge que fue de lo más espectacular. La última y quizá la mayorcrisis económica de la especie antigua, perteneciente a un mundo que dependía de la suerte de las cosechas y las estaciones, había precipitado las revoluciones. El nuevo mundo del “ciclo comercial”, que únicamente los socialistas reconocían entonces como ritmo y modo básico de operación de la economía capitalista, contaba con su propio sistema de fluctuaciones económicas y sus peculiaresdificultades seculares. Sin embargo, a mediados de la década de 1840 la oscura e incierta era del desarrollo capitalista parecía estar llegando a su fin, y con ello empezaba el gran salto hacia adelante. Los años 1847-48 sufrieron un grave retroceso en el ciclo comercial, probablemente empeorando por la coincidencia con problemas de la especie antigua. No obstante, desde una situación puramentecapitalista, se trató de una caída más bien seria dentro de lo que ya parecía ser una curva de negocios muy boyante. James de Rothschild, quien a principios de 1848 observaba la situación económica con notable complacencia, era un sensato negociante, aunque también un mal profeta político. Parecía que se había pasado lo peor del “pánico” y que existían halagüeñas perspectivas a largo plazo. Y, sinembargo, aunque la producción industrial se recuperaba con rapidez, e incluso se sacudía la virtual parálisis de los meses revolucionarios, el ambiente general seguía siendo incierto. Difícilmente podemos fechar el principio del gran esplendor mundial antes de 1850.

Lo que continuó fue tan extraordinario que los hombres se perdían en la búsqueda de un precedente. Nunca, por ejemplo, las exportacionesbritánicas habían aumentado con más celeridad que en los primeros siete años de la década de 1850. Así los artículos de algodón británicos, vanguardia de la penetración en el mercado a lo largo de casi medio siglo, incrementaron su índice de crecimiento por encima de las anteriores décadas. Entre 1850 y 1860 se habían doblado aproximadamente. En cifras absolutas los logros son todavía más...
tracking img