La escafandra y la mariposa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1035 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La escafandra devino mariposa, como mecanismo de defensa ante la esclavitud de la inercia,  en la mente de un editor de modas postrado en un silla de ruedas, cual revisión fashionista del personaje de “Mar Adentro” ,  pero sin la solemnidad impostada del Amenabar con aires de importancia, y bajo la evidente inspiración de dos referentes audiovisuales concretos: “Mi Pie Izquierdo” y “Johnny cogiósu Fusil” de Dalton Trombo.
Cine de impedimentos y discapacidades varias con olor a especulación Hollywodense, a chantaje sentimental, a corrección política y a mensaje de autoayuda diseñado para acumular tantos premios como reconocimientos ecuménicos en el espacio geopolítico de la globalización indolora,  conmovida por el dolor de la enfermedad individualiza y focalizada en una figura deéxito reconocible, aunque incapaz de identificarse con el trauma colectivo de las masacres, las muertes, las limpiezas étnicas y las degollinas de la contemporaneidad. Así son las contradicciones de la posmodernidad.
A propósito de ello, es interesante  analizar y comparar la diferencia entre la obra maestra de Dalton Trombo y la pieza laureada del artista plástico Julian Schnabel, para entender elinconsciente colectivo de nuestra época, de cara al pasado.

Johnny Got His Gun fue la traducción audiovisual de la novela homónima y el canto del cisne de uno de los diez de Hollywood, posiblemente el más trascendente de todos, Dalton Trombo, víctima de la peor cacería de brujas de la historia en el seno de la meca, al punto de llegar a destruir su vida y su carrera al condenarlo al ostracismode las listas negras impulsadas por el siniestro senador Joseph McCarthy.

Por cierto, nada diferente al contexto descrito por Arthur Miller en “Las Brujas de Salem”, caldo de cultivo para la posterior deconstrucción neoclásica de George Clooney en la inspirada “Buenas noches, buena Suerte”, pintura negra de una época de delación y paranoia, no muy alejada de nuestra oscura época de sapos ytorquemadas con licencia para sentenciar en vivo y directo. Disponga usted de las cámaras, de los tribunales y de los veredictos, señor presidente.
Por tanto, la adaptación de la novela de Trombo surge al calor tanto de las secuelas de la persecución de la guerra fría, como de las atrocidades cometidas en Vietnam, por tratarse de un alegato antibélico sobre un soldado mutilado durante la primeraconflagración mundial, en un obvio paralelismo con la tragedia y el drama sufrido por los veteranos caídos en desgracia de regreso al hogar malherido de la pesadilla americana. Horror también estudiado por Oliver Stone en la estupenda “ Nacido el 4 de Julio”.

Muy por el contrario, “La Escafandra y La Mariposa” abandona la tragedia y el melodrama de los conflictos colectivos del pasado parasumergirse de lleno en el océano o en el “Mar Adentro” de las pasiones subjetivas inherentes a la condición posmoderna. Algo muy bien interpretado por Olivier Mongin en el texto “El Miedo al Vacío”, a través del análisis de la película “El Gran Azul”, claro antecedente francófilo de la “Escafandra y La Mariposa”, porque en ambas subyace la interrelación entre la profundidad y la superficie, el arribay el abajo, el ensimismamiento y la extroversión, el egocentrismo y la incomunicación.

Ya no se trata de estudiar las repercusiones personales de las realidades políticas del contexto en el cuerpo del arquetipo del mártir, sino de evaluar el alcance de las problemáticas personales sobre un mundo apolítico y autoreferente, más allá de las ideologías duras de antaño y más acá de las necesidadesbásicas a cubrir por parte del individualismo en la actualidad.
Precisamente, allí radica la nueva fuente de terror existencial hacia la inmovilidad, a la luz de las exigencias de un universo en permanente evolución y mutación.

En tal sentido, el mérito técnico de la obra consiste en proyectar sus inquietudes por medio del plano y el encuadre subjetivo del protagonista, obligándonos así a...
tracking img