La escritura teatral. reconstrucción del proceso de escritura de el cerco de agua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2551 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las Sombras de la
Tercera Fila

Reconstrucción
del proceso
de escritura de
El Cerco de Agua.
(Teatro La Carpintería)

“Escribo para Marx, sentando
en las sombras de la tercera fila”
Bertold Brecht

“Sólo queremos afirmar que, entre los escritores que aspiran
y suspiran las volátiles esencias del ‘Arte Puro’,
y aquellos autores detrás de cuyas obras vemos un hombre,
preferiremossiempre a estos últimos, aunque los veamos a cada rato
levantándose de sus tropiezos y sacudiéndose las solapas
después de la última caída”
Jorge Calvetti. Apenas soy un hombre

No es tarea sencilla desandar la serie de tropiezos y atajos que el escritor transita durante el proceso de escritura. Más sencillo es saber quiénes han estado ahí, sacudiendo las solapas, y brindando después de todas ycada una de las caídas. Escribir tiene algo de algo de misterio. De arcano. Con frecuencia me pregunto por qué, de todas las obras posibles, termina uno escribiendo esa, y no otra. No tengo una respuesta. Sí algunas pistas. No sobre ese punto de llegada, sino más bien sobre el punto de partida.

De la Isla de los resucitados al Cerco de Agua

Al intentar escribir teatro, todos partimos de unmismo lugar: aquella imagen generadora, esa semilla cargada de paradojas e interrogantes que moviliza nuestra imaginación y trastoca todo nuestro sistema nervioso.

El proceso de escritura de El cerco de agua comienza entonces en medio de mi insomnio, y formalmente, con un conglomerado de imágenes compiladas en otro texto, periodístico:. La isla de los resucitados, de Rodolfo Walsh.

La islade los resucitados es una investigación que recrea las biografías de los reclusos de un leprosario del Chaco a través de una sucesión de diversos testimonios tomados por Walsh durante una semana de estadía en la Colonia Esperanza – el Leprosario – munido de su libretita de escritor.

Decir testimonios recortados por Walsh, es decir: un sinfín de imágenes cargadas de sensorialidadhasta la médula,que capturan el habla coloquial en su potencial condición de poesía; la singularidad de los mecanismos de construcción del pensamiento de cada uno de sus personajes (y su cristalización en figuras del lenguaje) y las contradicciones inherentes a toda institución de encierro. ¿Cómo lo hace? Ah, muy sencillo: con la restitución de la voz de los que no tienen voz, y la edición de esos testimonios enuna partitura narrativa de gran valor literario, documental y fundamentalmente político.

El trabajo dramatúrgico estaba resuelto de antemano: Rodolfo Walsh sabía lo que nos enseña Mauricio Kartun entre sus míticas medialunas: “Escribir es escuchar”.

Con mis fotocopias del texto en mano, me autoconvoqué a la noble tarea de adaptarlo a teatro. Luché a brazo partido durante varios meses paratransponer La Isla de los resucitados al formato ‘texto teatral’. Las derrotas se sucedían una tras otras. No lograba capturar ese universo en su singularidad, ni esos personajes maravillosos erradicados de la faz de la Tierra y confinados al Chaco Siberial; ni la sordidez del calor agobiante de esa Siberia impenetrable; ni la paradoja de la lepra (¡La menos contagiosa de las enfermedadesinfecciosas!) ni nada de nada. Ni siquiera la reproducción de las estructura de clases al interior del leprosario.

“Expulsados del mundo, en una sociedad de parias, el hombre reconstruye el tejido social a imagen y semejanza de ese mundo”, descubre Rodolfo Walsh, con sólo observar cómo el Trabajo organiza los vínculos al interior de la comunidad de leprosos: los que tienen trabajo –pagado por el pecuniodel leprosario- tienen su choza, y los que tienen su choza, consiguen mujer. El resto, parias.

Y yo, sin poder convertir ese hallazgo en acción dramática. Había que dar un golpe de timón. Y así me inventé un modo de escritura. Mi propio procedimiento. Que seguramente es el de muchos. La ruptura con inmediatez de las fuentes, para reencontrarlas desde un lugar otro, casi arbitrario, casi...
tracking img