La escuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9737 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ESCUELA

COMO MAQUINA DE EDUCAR

Tres escritos sobre un proyecto
de la modernidad

Pablo Pineau
Inés Dussel
Marcelo Caruso

Prólogo de Cecilia Braslavsky

Paidós
Buenos Aires - Barcelona - México

A MODO DE INTRODUCCION
La escuela moderna como modelo para armar

Los planes educativos del Restaurador nunca fueron demasiado rumbosos. Meter a los pobres en el colegio leparecía autoritarismo, lo cual no dejaba de sonar delicioso en su boca. "Esto solo les quita el tiempo para buscarse el sustento y ayudar a sus padres ", escribía desde Southampton a su amiga Pepita Gómez, una estanciera pudiente que vivía en la calle Potosí. [...1 ¿De qué sirve la escuela?, se preguntaba. Sólo para llenar la cabeza del pobrerío con apetitos incontrolables, camino que fatalmente leconducía a la vagancia y al crimen.
EDUARDO BELGRANO RAWSON, Noticias secretas de América

La instrucción primaria dada al pueblo más bien fue perniciosa. ...No pretendo que deba negarse(la) al pueblo, sino que es un medio impotente de mejoramiento comparado con otros, que se han desatendido.
JUAN BAUTISTA ALBERDI, Bases y Puntos de partida para la Organización Política de la República ArgentinaEn la Argentina de la primera mitad del siglo XIX, como en muchos caros países del globo de ese entonces, había pocas escuelas, y como muestran estas citas su difusión era considerada peligrosa para los pobres y un de los ricos. Pensadores tan disímiles como Rosas y Alberdi coincidían este punto. Menos de medio siglo más tarde, sin embargo, la escuela pasó a ser parte obligada del paisaje,pilar de la República y sustento del progreso. Sarmiento, Avellaneda, Roca, Estrada: los estadistas de fines del siglo pasado divergían en muchísimos puntos pero se unían en el consenso de difundir la escolarización.
¿Cómo fue posible que la escuela se convirtiera en la agencia educativa por excelencia? ¿Cómo se volvieron impensables otras formas masivas de educación? ¿Cómo fue que la escuela logrócanalizar tantas promesas y esperanzas en tan poco tiempo, siendo que poco antes se encontraba en un medio social y político que le era, al menos, escéptico? Tales son las preguntas que quisiéramos desarrollar a lo largo de este libro. Los trabajos aquí presentados intentan proporcionar una perspectiva de la educación moderna y de la escuela como su principal agencia que desea restituir estasensación de extrañeza, de artificialidad, para lectores que hemos crecido en sociedades donde la presencia de escuelas no solo es lo más natural del mundo, sino que su ausencia es vista como una falta, defecto o desatención. Algo ha pasado entre la negativa a establecer escuelas por parte de Rosas, Alberdi y muchos de sus coetáneos, y nuestra actitud de familiaridad y convivencia frente a laescuela moderna.
La escuela moderna no ha sido una opción inevitable en la historia occidental. Es más, su historia es la historia de una apuesta política y cultural, de un proyecto formativo que no era para nada evidente ni necesario para los contemporáneos. Antes del siglo XIX, la escuela era un objeto extraño para grandes capas de la población: para los más pobres porque no la conocían, y para losmás ricos porque existían formas más o menos privadas e individuales de enseñanza. La forma educativa que llamamos ''escuela" estaba - en el mejor de los casos- asociada a la cultura "alta" - como gusta llamarse a sí mismo el saber elaborado -; era casi una dependencia de la universidad y, por ello, abarcaba un segmento muy acotado de la población. Si hasta principios del siglo XIX había algollamado ''experiencia escolar", esta era una presencia limitada en el tiempo y para unos pocos.
La escuela moderna nació como una "máquina de educar": una tecnología replicable y masiva para aculturar grandes capas de la población, similar a las máquinas tejedoras que empezaban a producir textiles en masa. Aunque no todas las pedagogías del siglo XIX coincidieron en la metáfora industrial o...
tracking img