La esperanza de la filosofía: de la ciencia a la religión

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 93 (23240 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Esperanza de la Filosofía: de la Ciencia a la Religión (Filosofía para el Siglo XXI)*

Prólogo

A nadie debiera extrañar que se afirme la felicidad como el objetivo vital de nuestras vidas, aunque tal vez alguien pueda dudar que sea posible alcanzarla. Pero quien así duda, pone en peligro el sentido de su existencia. Sentido y felicidad se encuentran así indisolublemente ligados. Lafelicidad, entendida como una especie de sonido de fondo que ni aun las mayores estridencias logran acallar, es más que el estado de ánimo alegre. El ser humano es más que la sensibilidad de sus sentidos, que pueden ser apabullados con placeres. Tiene una razón, una memoria y una voluntad, que necesitan estar en armonía para lograr esa felicidad. Saber quién se es, de dónde se viene y para dónde se va,son claves que la Filosofía se ha planteado desde sus orígenes.

La pregunta central de este libro tiene que ver con la racionalidad de la búsqueda de la felicidad. Qué habría, objetivamente, que saber para ser feliz, o si no se tratara de conocimiento, entonces de qué se trata. Qué nos puede decir la Ciencia al iniciarse el Siglo XXI y qué no nos podría decir nunca. Qué papel tendríalógicamente la Ética y la Religión en la posibilidad de la felicidad humana. El libro sigue un razonamiento estricto, muy (auto)crítico con la capacidad del cerebro humano, y apela constantemente a la experiencia cotidiana. Intenta ser accesible a cualquier persona con un mínimo de formación general, evadiendo tecnicismos y citas de autores, buscando integrar los avances del pensamiento filosófico ycientífico requeridos para el objetivo del libro, que no es otro sino proponer la felicidad de cada cual como una opción factible para el ser humano del siglo XXI, independientemente de su situación personal.

El primer momento importante de este viaje de la razón es preguntarse por la posibilidad de conocer algo con certeza. El reconocimiento de una realidad más profunda que los fenómenos que captannuestros sentidos es algo común a muchas religiones y filosofías, tanto orientales como occidentales, lo que en este libro se recoge como la distinción entre fenómeno y Nómeno. Este último designa la realidad anterior al fenómeno y de la cual éste procede, pero que está más allá del alcance directo de nuestros sentidos (las fuerzas y realidades más profundas del Universo, o Dios para algunos). Espoco o nada lo que el ser humano propiamente, aun esforzándose, puede afirmar de esta realidad en sí.

Para llegar a esa conclusión, de lo ingenuo que es aceptar la realidad que se nos aparece en nuestra percepción y subjetividad como verdadera sin más, el ser humano necesita hacer una humilde introspección, conocerse, y de esa manera reconocer sus limitaciones. Por eso el Primer Capítulo del libroes "Qué sabemos del ser humano en sí y de su capacidad de conocer con verdad": Sus dimensiones física, espiritual y social; el conocimiento como realidad consciente, no consciente, su parte física/biológica (en el cerebro: la memoria) y su parte social (instituciones, tradiciones, cultura); las estrategias conscientes y no conscientes para dar confiabilidad al mar de información en que vivimosinmersos (no sólo en el siglo XXI, ya que el ejercicio que se desarrolla en el capítulo es válido atemporalmente); el problema de la verdad, y el problema del lenguaje. En síntesis, la razón debe reconocer la precariedad de la información que obtiene el ser humano a través de sus sentidos y que luego conceptualiza en lenguaje y conocimientos. En la radical inseguridad de su vida diaria está obligadoa creer en la estabilidad y sentido de las cosas. Porque en el extremo, la duda metódica hace temblar insanamente la certeza de un "tú" y de un "nosotros", pero también porque hace impracticable la vida diaria, ya que el ser humano vive inmerso en la incertidumbre cuando toma cualquier decisión, por trivial o trascendente que sea. La alternativa de paralizarse para no tomar riesgos lleva...
tracking img