La fe que da sentido a mi vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Autor: Antonio Orozco Delclós | Fuente: Arvo
Recuperar el sentido de la vida
Creer sin ver es lo razonable, lo que tiene sentido y da sentido al humano vivir


Recuperar el sentido de la vida
Es lógico que al cruzar el umbral de un nuevo milenio se analice la situación de la humanidad en contraste con otras épocas, con la esperanza de hallar signos de avance, pues si las cosas van mejor,cabe esperar que progresarán más en el próximo futuro. El progreso tecnológico y científico no ofrece duda. Pero ¿cómo andamos en humanidad, en humanismo?

Grave cuestión, que los pensadores más solventes no suelen responder en términos del todo positivos. Más bien se considera al hombre contemporáneo, en contraste con el de tiempos pasados, como profundamente marcado por el problema delsentido, más aún, por la pérdida del sentido. Si fuera preciso decirlo de un brochazo, generalizando mucho, pero no sin cierta razón, se diría que el hombre contemporáneo es alguien que «no sabe, no responde» o que responde en términos de nihilismo materialista.

Nihilismo, como se sabe, es una palabra derivada de la latina nihil, que significa «nada». No tratamos aquí de las elaboraciones filosóficasde autores como Nietzsche, Heidegger, o Sartre, que merecerían un tratamiento más especializado, sino del nihilismo materialista corriente. Muchos millones de personas no son nihilistas, pero también hay muchos millones que sí lo son, más o menos explícitamente, porque, en el fondo piensan que el hombre viene de la nada y vuelve a la nada. Entre nada y nada tenemos la materia y nada más. Estacreencia es un virus bastante contagioso y conviene rebatirlo, porque hunde al hombre en pesimismos u optimismos infundados, lejos de la alegría profunda para la que hemos sido creados; y le acercan en cambio a las distintas formas de violencia que invaden el planeta: violencia física, moral, verbal, psicológica, masoquista, profesional, familiar, política, etc.

El hombre se comporta como lo quecree que es. Y si se cree un mero producto de la materia y nada más, desconoce su propia dignidad y la de los demás y, seguramente, atentará de alguna manera contra la dignidad propia o ajena. De ahí que muchas esperanzas se cifren en vivir el mayor tiempo posible lo más cómodamente posible, caiga quien caiga; comamos y bebamos, yazgamos, que mañana moriremos...

Esta «filosofía» tan difundidase suele interpretar como una negación de la fe, o al menos como carencia de fe. La fe en que hay algo más que materia y tiempo, sería una postura no científica, gratuita, propia de épocas pretéritas, característica del hombre ingenuo, inmaduro, supersticioso, etcétera.

¿EL NIHILISMO MATERIALISTA SE OPONE REALMENTE A LA FE?

Cabe preguntarse si el nihilismo se opone realmente a la fe; mejor,si el nihilista es una persona sin fe. El nihilismo niega el más allá, el espíritu inmortal y en suma, a Dios, porque no se ve; no son objeto de experimentación, no se pueden observar ni reproducir ni diseccionar en un laboratorio, ni medir, como las magnitudes físico matemáticas.

Ahora bien, ¿quedamos así eximidos de averiguar si hay algo que no se vea pero que exista? En aras de la razóncientífica nos sentimos obligados a preguntar: ¿la nada se ve? ¿Cómo afirmar que el principio y el destino de cuanto existe es la nada, si la nada no es experimentable, si carece de toda magnitud, dimensión, en una palabra, de existencia? ¿Cómo afirmar la existencia de la nada sin contradicción? ¿Cómo afirmar que el destino del hombre es la nada, si la nada, nada es; si no se puede saber nada deella?

Fe nihista y fe cristiana

La nada ha sido objeto de múltiples reflexiones a lo largo de los siglos, al menos y en serio, desde Parménides (en Aristóteles se encuentra ya la solución del problema). Las reflexiones que solemos hacer sobre la nada no versan sobre la nada, porque cuando comenzamos a pensar en la nada comenzamos al mismo tiempo a pensar en otra cosa, en algún fantasma...
tracking img