La femineidad en la literatura de occidente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1785 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Cuando alguien se refieren a la discriminación hacia las mujeres, puede que muchas personas miren hacia atrás para responder pero ¿Por qué buscan en el pasado algo que persiste en la actualidad? ¿De verdad hemos avanzado algo o seguimos con las mismas ideologías sumisas de hace muchos años? Yo creo que si hemos prosperado, ha sido tan poco, que sería difícil poner un ejemplo claro y conciso deello.
En “La construcción de la femineidad en la literatura de occidente: su génesis en el mito grecolatino” de Emilia Macaya, se divide a las mujeres en dos grupos, denominadas angelicales o demoniacas, siendo los ángeles las que se someten a las reglas y jerarquías machistas y los demonios las que logran salir de esa servidumbre a los hombres y luchar por una igualdad. Es curioso como las queintentan valerse por sí mismas son consideradas demonios, ya que son las únicas que podrían derribar ese dominio masculino sobre las mujeres, es decir, son los demonios, las temibles criaturas para este orden. En cambio la mujer que siempre obedece y que está dispuesta hasta morir por complacer a los hombres, como mencionaba la autora, es la perfecta visión de una mujer según esta ideologíamasculina y es el ángel que contribuye a que esta jerarquía no termine.
Muchas mujeres en la actualidad, adoptan todavía esta posición de mujeres angelicales, obedientes y sin imagen propia, sin conciencia de sus deseos. Ejemplos de estas mujeres son las muchas que han abandonado sus estudios o carreras por someterse a una vida de ama de casa, cuidando niños mientras es su esposo el que sigue adelantey prospera, mientras ella se estanca como muchas otras antes de ella y se dedica a cuidar a los hijos de ese hombre para que su descendencia crezca como él. La autora menciona como la paternidad es un acto de fe por parte del varón para con la mujer, es como un reconocimiento hacia ella, como si fuera una ayuda para ella.
La mujer es entonces encarnada a su hogar, en “Herencias simbólicas demasculinidades y femineidades: en las memorias, en las mentes y en las vidas” de Ana Elena Castillo Víquez, se habla de cómo la mujer es siempre el ser de adentro mientras que los hombres son los de afuera, las mujeres son las que por tradición tienen que estar en sus casas, y si algo resultara mal con el hogar o los hijos, todas las miradas se depositan en la mujer, siendo ella la “responsable”¿Por qué no se mira por igual al hombre? ¿Los hijos no son suyos también? ¿La casa no es suya también? Claro que lo es, pero la sociedad está tan cerrada a los estereotipos que hemos vivido por tantos años que no se da cuenta de esto y juzga solamente a la mujer que no hizo bien su trabajo de permanecer en su casa y criar a sus hijos.
Las mujeres demoniacas, que intentan ganarse su lugar en “elafuera” son criticadas e insultadas, a pesar de que intenten rescatar valores para sí mismas como el respeto y la libertad son vistas como mujeres negativas, demonios. En cambio las que siguen practicando la esclavitud y permanecen sin imagen de sí mismas, son las mujeres perfectas.
Emilia Macaya en su ensayo menciona que las mujeres demonio que logran poner sus pensamientos en palabras y seconvierten en escritoras, son las que mejor resumen el concepto de monstruosas, ya que no solo forman su imagen y su ideología sino que también intentan transmitirlo a otras personas. Es entonces cuando son atacadas para someterlas una vez más al orden preestablecido. Es entonces cuando vienen insultos como bruja, prostituta, desviada, demonio, monstruo. Buscando la forma de callarlas, de que dejen demolestar para que no perturben ese orden en el que vivimos, para que no intenten llegar si quiera a pensar en una posible igualdad de condiciones sin importar el género, para que sigan obedientes a los hombres, complaciendo sus exigencias y sus formas de pensar sobre las de ellas mismas.
A tanto ha llegado esto que las mujeres en su afán de convertirse en esa mujer perfecta para los...
tracking img