La franja amarilla

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1333 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Colombia que deseamos, añoramos y soñamos, está en nuestras manos

El país vive atravesando una situación crítica y las personas que la podrían ayudar, me atrevo a decir que antes le hacen más daño.

William Ospina declara muy bien la situación cuando dice “si hay algo que nadie ignora es que el país está en muy malas manos” y nosotros como colombianos pareciera que no nos doliera nuestropaís, nos hacemos los indiferentes y nos conformamos con lo poco que nos brindan, pero así y todo seguimos con ellos los apoyamos y decimos pertenecer a un partido político, cuando ya la confianza por los dirigentes se ha perdido, quizás el problema de nosotros los colombianos como cita William es “que se frustró aquí la posibilidad de romper con los viejos esquemas coloniales”.

Colombiaenmarca una gran problemática de poder encontrado por diferentes pensamientos políticos que han marcado a nuestro país de manera significativa, y simplemente cuando algún colombiano tiene una mentalidad diferente con ideales de cambiar un poco el rumbo que lleva Colombia, de quizás ayudar a los más necesitados y acabar con el abastecimiento de dineros ilegales, se les son asesinados como pasó con JorgeEliecer Gaitán, que quería unas condiciones para los colombianos diferentes hacia los pobres, pero ese pensamiento sincero y leal hacia la nación fue lo que lo llevó a la muerte.

“Colombia es hoy el país con mayor índice de criminalidad en el planeta” que triste es esto, pero muchos de nosotros no nos encontramos en un circulo de violencia directa, por ello no vemos la verdadera realidad que sevive en Colombia. Esa realidad que se vive fuera de nuestros hogares y que es increíble que nosotros teniendo ciudades tan lindas con millones de cosas que ofrecer al mundo, estén manchadas por el crimen, por ese miedo de los mismos colombianos de disfrutar lo que tenemos; son realidades que muchos de nosotros desconocemos o nos negamos a aceptarlas.

Tenemos una alta tasa de pobreza, perotristemente también “hay unos niveles de opulencia difíciles de exagerar” dicho por William Ospina, las barreras de ricos y pobres son fáciles de distinguir en este país, hay familias muriéndose de hambre, viviendo en situaciones deplorables de vida, pero mientras tanto los ricos son más ricos; muchos ciudadanos ni siquiera tienen seguridad en su territorio, el mal manejo del gobierno muestrasituaciones de gran inequidad en el país, pero como dice William Ospina “sin embargo es un país donde no se escuchan quejas, donde no existe la protesta y la desmovilización ciudadanas” simplemente los colombianos nos dejamos meter los dedos a la boca, o bueno quizás estaremos cansados de tanta violencia que preferimos evitar unas futuras.

Nosotros los colombianos no tenemos ese sentimiento patrióticoque identifica tanto a los otros países, será que lo que cuestiona William Ospina es totalmente cierto “¿Quién ignora aquí que las grandes mayorías de colombianos no tienen nada que agradecerle al estado tal como está constituido, y que por ello no están tan dispuestas como en otros países a entregarle a sus jóvenes?” estoy totalmente de acuerdo, que familia colombiana quisiera dejar ir a sushijos para que defiendan un estado que no se acuerdan de mucha parte de su pueblo y que no les ha dado ese ejemplo merecedor de este patriotismo, el estado no ha despertado ese amor en el corazón de los colombianos.

Esa violencia tan recordada y mencionada de los años cincuenta, ese derramamiento de sangre ente los mismos colombianos por diferencia de colores políticos, una violencia sin unsentido centrado, donde en realidad no fue una década de violencia de todos los colombianos, sino de esa parte de colombianos pobres, la que siempre ha sido tocada por la guerra, la tristeza y la sangre, esa misma que es de un montón de campesinos que no fueron más que alimentados de rencor, por parte de eso “burgueses” de esos que están en el poder; que en realidad sólo quieren el bienestar de su...
tracking img