La generación maldita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (486 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Generación Maldita

18 años de la caída del muro de Berlín, final de la historia según Fukuyama; termina la lucha entre el “coco” comunismo y la santa democracia, esta ultima gana con sumensaje cristiano de amor y paz.
18 años de la caída de Ströessner y su dictadura casi mítica en la que por lo menos había conciencia de lo mal que estaba el mundo.
1989, el año que puso un puntofinal pero determinó el comienzo de otra historia. Año en donde nacimos los “hijos de la libertad”, ahora cumpliendo nuestros 18 años en un mundo de democracia artificial.
Todavía me pregunto ¿Dóndeesta la democracia tan proclamada? Y el futuro en nuestras manos me desespera cada día más al ver la inconciencia de la generación del amor o “Love Generation”.
¿Somos libres? Siendo que nuestralibertad se basa en ideales generados por un imperio que penetra invisible en nuestra estructura psicológica, valiéndose del deseo, la emoción y el impulso.
Los nacidos en el ’89-’90 votamos el año queviene con los 18 años fresquitos y el sueño de libertad inculcado en nuestras cabecitas adolescentes. Será, quizá, la votación más importante en mucho tiempo, la que define la orientación de nuestropequeño burgo dentro del feudalismo mundial, decidiendo si sostenemos la soberanía o si soltamos la rienda para que nos maneje la gran babilonia mística.
¿Dónde existe la democracia más que ennuestras ilusiones? Ficción es lo que existe, como películas de disney que podemos ver cada vez que abrimos los ojos para ver un poco más. Tonos rosados y el día de San Valentín. ¿Qué vestido ponerme en lacolación? ¿Esa es la libertad? Sí, me había olvidado, ahora puedo elegir el modelo de vestido que más me gusta.
Los países “democráticos” de Europa, y Canadá entre ellos, no son más que una farsamaquiavélica, esto es, peritos de la técnica propuesta por Maquiavelo para asegurar el éxito de los poderosos, callando y dominando al pueblo.
Nuestro mundo tan democrático no pasa de una cortina...
tracking img