La guarida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 236 (58816 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

SHIRLEY JACKSON

THE
HAUNTING
(LA GUARIDA)

ALGUNAS CASAS NACEN MALDITAS

Traducción de
Paulino Serrano Valero

Título original: The Haunting of Hill House

ARGUMENTO:

El doctor Montague, un científico que investiga toda clase de manifestaciones sobrenaturales, alquiela una lúgubre mansión encantada y reúne en ella a una serie de personajes peculiares que le servirán parasus indagaciones: una solterona tímida y nerviosa, una mujer cruel y egoísta, un hombre taimado e incrédulo… Sin embargo, ninguno imagina que, a la par de los extraños fenómenos de ultratumba que les acompañarán durante su estadía en la macabra Hill House, todo ellos se verán envueltos por sus propios fantasmas y obsesiones.

Shirley Jackson está considera la mejor autora del género de terrorsobrenatual, y esta novela espeluznante —publicada originalmente en 1959 y desde entonces convertida en objeto de culto por los lectores— lo confirma con creces. Recientemente ha sido adaptada al cine en una producción de éxito mundial.

Shirley Jackson (1919-1965) nació en San Francisco. Publicó su primera noela en 1948, que pasó inadvertida para la crítica. Sin embargo, ese mismo año obtuvo unpleno reconocimiento por el relato “The Lottery”, publicado por el New Yorker. Desde entonces publicó novelas, relatos y artículos que la consagraron como maestra indiscutible del terror sobrenatural.

Para Leonard Brown

I

1

Ningún organismo vivo puede prolongar su existencia durante mucho tiempo en condiciones de realidad absoluta sin perder el juicio; hasta las alondras y laschicharras sueñan, según suponen algunos. Hill House, que no era nada cuerda, se levantaba aislada contra el fondo de sus colinas, almacenando oscuridad en su interior; así se había alzado durante ochenta años y podría aguantar otros ochenta. En su interior las paredes permanecían derechas, los ladrillos encajaban perfectamente y las puertas estaban sensatamente cerradas; el silencio reinaba monótonamenteen Hill House, y cualquier cosa que anduviese por ella, caminaba sola.
John Montague era doctor en filosofía; se había especializado en antropología, sintiendo, o más bien intuyendo, que en este campo podía aproximarse al máximo a su verdadera vocación: el análisis de las manifestaciones sobrenaturales. Usaba su título escrupulosamente porque, al ser sus investigaciones tan completamenteacientíficas, tenía la esperanza de que su educación le otorgara un aire de respetabilidad o incluso de autoridad académica.
Le había costado mucho dinero y no menos orgullo, pues no era hombre acostumbrado a rogar, alquilar Hill House durante tres meses, pero tenía la esperanza de que sus esfuerzos serían compensados por el éxito que seguiría a la publicación de su obra definitiva sobre las causas y losefectos de las alteraciones psíquicas en una casa comúnmente conocida como «hechizada». Había buscado una casa decentemente hechizada durante toda su vida. Cuando oyó hablar de Hill House, se mostró dudoso al principio, luego esperanzado y por último imparable. No era el tipo de hombre que deja escapar Hill House una vez encontrada.
Las intenciones del doctor Montague respecto a Hill Housederivaban de los métodos de los intrépidos cazafantasmas decimonónicos; se iría a vivir allí y vería lo que sucediera. De entrada, era su propósito seguir el ejemplo de la anónima dama que se alojó en Bellechin House y durante el verano convirtió su casa en una continua fiesta de escépticos y creyentes, cuyas principales atracciones eran el croquet y la observación de fantasmas, pero los escépticos,los creyentes y los buenos jugadores de croquet son más difíciles de encontrar hoy en día; el doctor Montague se vio obligado a contratar ayudantes.
Quizá las despreocupadas formas de la vida victoriana se prestaran mejor a las argucias de la investigación psíquica, o quizá la minuciosa documentación de los fenómenos hubiera sido abandonada como medio de determinación de sucesos reales; sea como...
tracking img