La guerra cristera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN
Facultad de Filosofía y Letras
Colegio de Historia y estudio de Humanidades

Historia de Nuevo León

Nuevo León, sin antecedentes de la Cristiada

MC: M. Gabriela Guerrero Hernández Flor de Azahar Hernández. De la Cruz

Ciudad Universitaria, a 23 de Noviembre del 2011
La cristiada es una época en la historia de México en la que se perdieron muchasvidas, pero éstas vidas son justificadas por la Iglesia ya que murieron en nombre de “Dios padre”. El apodo que se les puso fue el de los cristeros.

Estos guerrilleros al principio no contaban con armas que no fueran machetes, pero después con ataques sorpresas al ejército se fueron haciendo de más armas. La Liga Nacional Defensora de la Libertad Religiosa estaba al frente de éste movimiento ycomo su nombre lo indica buscaba la defender a la Iglesia.

Pero es posible que la Iglesia haya incitado e incluso bendecido y apoyado esta rebelión, todo con tal de recuperar todos los derechos que tenía y que el presidente Calles le había quitado. Y estaba más que claro que nada la detendría hasta lograr su cometido.

Agitar al pueblo, quitándoles las misas y cerrando las Iglesias, fue lamanera en que la provoco odio hacia el gobierno. El cual por su parte sabia perfectamente que la única manera en la que detendría este movimiento seria llegando a un acuerdo en la que ninguno de los dos saliera perjudicado.

La finalidad de éste ensayo es tratar de dejar claras las razones por las que comenzó, se mantuvo y termino esta revuelta. Además de dar a conocer que en el norte del país enespecial en Nuevo León, simplemente no paso nada. La gente no cometió ningún tipo de atrocidades como las que se cometieron en otras partes de México. Quedando así Nuevo León fuera de ésta guerra.

Introducción

En la década de 1920 México bajo la presidencia de Plutarco Elías Calles, se vivió una guerra provocada por la inconformidad de la Iglesia, ésta molesta por los derechos que le habíansido arrebatados, decidió agitar al pueblo, provocando que se levantaran en armas en diferentes estados del país. Comenzando así una guerra que terminaría con la vida de muchos mexicanos, los cuales se sentían orgullosos de pelear en contra de un gobierno que le había quitado prestigio y poder a la Iglesia.

Era tal el poder y enojo del pueblo que ni el mismo ejercito podía con ellos, así que suúnica opción era llegar a un acuerdo. Pero no en todos los estados se llevo a cabo esta rebelión, en el caso de Nuevo León, es muy vaga la información que se tiene, pero se sabe que no hubo ni el más mínimo rebelde, la Iglesia siempre tuvo una postura pacifista.

1.-Antecedentes

En 1926 a 1929 se dio en México una guerra dirigida por católicos con la única finalidad de derrocar al Gobiernomexicano. Antes de la esto la Iglesia era poseedora de tierras arrendadas a los indígenas, prestaba dinero cobrando intereses altos, los diezmos eran obligatorios, etc.

Pero en 1926 el presidente Calles decidió hacer ciertas modificaciones a la Constitución de 1917 para así de ésta manera poder tener mas control sobre la Iglesia. En las modificaciones que se hicieron se le prohibía a la Iglesiaparticipar en actos políticos, que fuera poseedora de bienes raíces, que se llevaran acabo cultos en lugares públicos, etcétera. En pocas palabras, lo que se buscaba, era tener limitado el poder de la Iglesia.

Estos preceptos conocidos como la Ley Calles en los cuales se decretaban sanciones específicas para quienes no cumplieran con los artículos 3, 5, 24, 27 y 130. Y ya que la Iglesia Católicaera la principal afectada, sus inconformidades no se hicieron esperar, provocando que el clero mexicano tomara una postura de desobediencia y rebeldía.

El presidente Calles, tuvo que tomar cartas en el asunto, y las acciones tomadas fueron llamadas por el clero mexicano como una persecución religiosa. Esta norma entro en acción el 31 de julio de 1926 (Meyer, 1989, pág. 232) pero desde unos...
tracking img