La guerra del narco

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4578 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La guerra de Calderón contra el narco dejará una nación rota: subcomandante Marcos
La redacción
MÉXICO, D.F., 14 de febrero (apro).- Después de un largo silencio, el subcomandante Marcos, líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, habla de laguerra de Felipe Calderón contra el narco a través de una carta pública dirigida al filósofo Luis Villoro.
Y se pregunta: “¿Qué relaciones sociales se pueden mantener o tejer si el miedo es la imagen dominante con la cual se puede identificar un grupo social, si el sentido de comunidad se rompe al grito de “sálvese quien pueda”? De esta guerra no sólo van a resultar miles de muertos… y jugosasganancias económicas. También, y sobre todo, va a resultar una nación destruida, despoblada, rota irremediablemente.”
En su misiva titulada “Las guerras del México de arriba”, el subcomandante Marcos se pregunta y se contesta: “¿Ganan los Estados Unidos con esta guerra “local”? La respuesta es: sí.” “¿Felipe Calderón Hinojosa va a cambiar de estrategia? La respuesta es NO.”
A continuación el textoíntegro:
SOBRE LAS GUERRAS
(Fragmento de la carta primera del SupMarcos a Don Luis Villoro, inicio del intercambio epistolar sobre Ética y Política. Enero-Febrero del 2011).
Como pueblos originarios mexicanos y como EZLN algo podemos decir sobre la guerra. Sobre todo si se libra en nuestra geografía y en este calendario: México, inicios del siglo XXI…

II.- LA GUERRA DEL MÉXICO DE ARRIBA. “Yodaría la bienvenida casi a cualquier guerra 
porque creo que este país necesita una”.
  Theodore Roosvelt 
Y ahora nuestra realidad nacional es invadida por la guerra. Una guerra que nosólo ya no es lejana para quienes acostumbraban verla en geografías o calendarios distantes, sino que empieza a gobernar las decisiones e indecisiones de quienes pensaron que los conflictos bélicos estaban sólo en noticieros y películas de lugares tan lejanos como… Irak, Afganistán,… Chiapas.
Y en todo México, gracias al patrocinio de Felipe Calderón Hinojosa, no tenemos que recurrir a la geografíadel Medio Oriente para reflexionar críticamente sobre la guerra. Ya no es necesario remontar el calendario hasta Vietnam, Playa Girón, siempre Palestina.
Y no menciono a Chiapas y la guerra contra las comunidades indígenas zapatistas, porque ya se sabe que no están de moda, (para eso el gobierno del estado de Chiapas se ha gastado bastante dinero en conseguir que los medios no lo pongan en elhorizonte de la guerra, sino de los “avances” en la producción de biodiesel, el “buen” trato a los migrantes, los “éxitos” agrícolas y otros cuentos engañabobos vendidos a consejos de redacción que firman como propios los boletines gubernamentales pobres en redacción y argumentos).
La irrupción de la guerra en la vida cotidiana del México actual no viene de una insurrección, ni de movimientosindependentistas o revolucionarios que se disputen su reedición en el calendario 100 o 200 años después. Viene, como todas las guerras de conquista, desde arriba, desde el Poder.
Y esta guerra tiene en Felipe Calderón Hinojosa su iniciador y promotor institucional (y ahora vergonzante).Quien se posesionó de la titularidad del ejecutivo federal por la vía del facto, no se contentó con el respaldomediático y tuvo que recurrir a algo más para distraer la atención y evadir el masivo cuestionamiento a su legitimidad: la guerra.
Cuando Felipe Calderón Hinojosa hizo suya la proclama de Theodore Roosevelt (algunos adjudican la sentencia a Henry Cabot Lodge) de “este país necesita una guerra”, recibió la desconfianza medrosa de los empresarios mexicanos, la entusiasta aprobación de los altos mandos...
tracking img