La guirnalda de rosas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5275 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA GUIRNALDA DE ROSAS: TRADICIÓN Y SIMBOLISMO
EN UN ROMANCE ESPAÑOL Y SEFARDÍ

The Garland of Roses: Tradition and Symbolism In a Spanish and Sefardi Ballad JOSÉ MANUEL PEDROSA Universidad de Alcalá
BIBLID [0544-408X (2006) 55; 191-207 ] Resumen: Análisis del romance de La guirnalda de rosas, conocido a partir de una versión española del siglo XVI y de versiones de los siglos XVIII al XXdocumentadas entre los sefardíes de Oriente. Estudio de sus símbolos y metáforas (eróticos) más interesantes (la corona de flores, las rosas, las espinas, la sangre). Comparación con otras tradiciones. Abstract: Analysis of the Hispanic ballad La guirnalda de rosas (The Garland of Roses), documented in a Spanish version in the 16th century, and in texts from the Oriental Sephardic Jews registeredbetween the 18th and 20th centuries. Study of their most interesting (erotic) symbols and metaphors (the garland of flowers, the roses, the thorns and the blood). Comparison with some other traditions. Palabras clave: Romance. La guirnalda de rosas. Símbolos eróticos. Metáforas eróticas. Rosas. Espinas. Sangre. Key Words: Ballad. The Garland of Roses. Erotic symbols. Erotic metaphors. Roses. Thorns.Blood.

Porque, así como el hilo enlaza y ase las flores en la guirnalda, así el amor del alma enlaza y ase las virtudes en el alma y las sustenta en ella; porque, como dice San Pablo, “es la caridad el vínculo y atadura de la perfección”. De manera que en este amor del alma están las virtudes y dones sobrenaturales tan necesariamente asidos, que, si quebrase, faltando a Dios, luego se desasiríantodas las virtudes y faltarían del alma, así como, quebrado el hilo en la guirnalda, se caerían las flores. (San Juan de la Cruz, Cántico espiritual)
MEAH, sección Hebreo 55 (2006), 191-207

192

JOSE MANUEL PEDROSA

¡Esa guirnalda! ¡Pronto! ¡Que me muero! ¡Teje deprisa! ¡Canta! ¡Gime! ¡Canta! Que la sombra me enturbia la garganta Y otra vez viene a mí la luz de enero… (Federico GarcíaLorca, Sonetos del amor oscuro) Una de las joyas más hermosas e interesantes del romancero judeoespañol es La guirnalda de rosas, un título que ha sido bastantes veces anotado o grabado, en el siglo XX, en las comunidades sefardíes del Mediterráneo oriental, en las que debió arrastrar larga vida oral, según prueba una versión que fue anotada, posiblemente a finales del siglo XVIII, en el llamadoManuscrito Hazán de Rodas. En España, por contra, La guirnalda de rosas ha sido documentada una sola vez, en un pliego suelto que circuló en el XVI, y que da fe de una vida tradicional que parece que fue efímera, pues no se tiene noticia de ningún otro testimonio de ningún lugar de España ni de Hispanoamérica, ni tampoco de la tradición sefardí del Estrecho, lo que señala a las versionesjudeoespañolas de Oriente como privilegiados epígonos de un tema romancístico a un tiempo singular y venerable. Conviene, antes de nada, conocer la versión española antigua, reflejo, sin duda, de las que, con todo tipo de variantes, debieron circular en la común vox populi de, al menos, el siglo XVI. Fue impresa en un pliego suelto que comenzaba Síguese un romance que dize Tiempo es el cavallero: glosadonuevamente. E otro que comiença essa guirnalda de rosa, etc. –Esa guirnalda de rosas, hija, ¿quién te la endonara? –Donómela un caballero que por mi puerta pasara; tomárame por la mano, a su casa me llevara, en un portalico escuro conmigo se deleitara. Echóme en cama de rosas en la cual nunca fui echada, hízome, no sé qué hizo, que d’él vengo enamorada; traigo, madre, la camisa de sangre toda manchada.–¡Oh sobresalto rabioso!, ¡que mi ánima es turbada! Si dices verdad, mi hija, tu honra no vale nada, que la gente es maldiciente, luego serás deshonrada.
MEAH, sección Hebreo 55 (2006), 191-207

LA GUIRNALDA DE ROSAS: TRADICIÓN Y SIMBOLISMO

193

–Calledes, madre, calledes, calléis, madre muy amada, que más vale un buen amigo que no ser mal maridada. Dame el buen amigo, madre, buen...
tracking img