La historia como identidad nacional

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1514 palabras )
  • Descarga(s) : 13
  • Publicado : 20 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA HISTORIA COMO IDENTIDAD NACIONAL.
Quien dice identidad nacional dice historia, la cual nos identifica como nación, como surgió, y los cambios políticos y sociales que la hicieron lo que hoy conocemos.
El nacionalismo es un principio esencial de la legitimidad política.
I.IDENTIDAD NACIONAL.
Nación, nacionalismo, nacionalidad, sentimiento, identidad nacional… la multiplicidad de laspalabras no significa claridad conceptual.
No sirve de nada oponer el patriotismo positivo al catastrófico nacionalismo.
La buena nación del nacionalismo malo, es decir, se distinguía la idea de nación del nacionalismo como generador de enfermedad de las conciencias sociales. Marcel Mauss.
Los que condenan y rechazan sin más el nacionalismo se exponen a entender nada de lo que está pasando en elmundo. El hecho nacional, además de ser un hecho, es una idea que parece una evidencia cuando es un enigma. Es también sentimiento y puede ser pasión, en lugar de encontrar la razón de esta sinrazón, muchas veces oponemos la razón y nosotros sus sectarios, a la nación, y a ellos, sus fanáticos.
El nacionalismo trabajo algo inevitable: cada persona recibe una educación, de la familia, escuela, de ungrupo; cada persona necesita ser reconocida, pertenecer, compartir un destino común.
Todos tenemos una patria chica, una matria dice Luis González, y pertenecemos a la humanidad, sin embargo para nosotros la nación toma más peso, ¿Por qué no el continente? O ¿por qué no una región o espacio cultural? La identidad nacional se ha afirmado y se ha identificado a su estado propio en los dos últimossiglos.
Una ideología nacional supone una política de movilización de masas.
El nacionalismo puede ser un cimiento muy ligero o un concreto muy reforzado.
El nacionalismo no es sino la consecuencia de una nueva forma de organización social, derivada de la industrialización y de una compleja división del trabajo que aprovecha la riqueza cultural y crecimiento económico, innovacióntecnológica, la movilidad ocupacional, la alfabetización generalizada y un sistema educativo global protegido por un estado. El nacionalismo es hoy un principio tan destacado de la legitimidad política.
II. LA HISTORIA
Si la historia es lo real, la historiografía es más que el relato, el análisis de dicho real. Si la identidad nacional es un momento de la historia, la historiografía no tiene porqueidentificarse con dicho momento y volverse instrumental.
En dos siglos, la historiografía ha cambiado de manera prodigiosa. Su profesionalización estableció normas de objetividad y libero al historiador, de la necesidad de trabajar para los poderosos, de adaptarse a los gustos del público.
La profesionalización significo la autonomía. Los historiadores al igual que los sociólogos, psicólogos, losjuristas o la economía, no pudieron escapar de las solicitudes del poder, que nunca olvido la relación estrecha entre poder y saber.
En el siglo actual el historiador ha conocido la demanda imperativa del estado totalitario, ha sufrido las presiones y seducciones del estado autoritario, conoce ahora las tentaciones del mercado.
La historia como identidad nacional no es más que uno de los aspectos deun problema mayor, el de la historia pública, de la historia sobre pedido, con o sin convicción, cinismo y prostitución.
Todo estado social exige nociones, mitos. La historia puede ser una ficción, dado el hecho de que se la considere como esencial para la creación y conservación de la identidad nacional.
Nietzsche consideraba que europa, “sufría de una fiebre maligna de la historia”, causada porla memoria prodigiosa del hombre, por su incapacidad de olvidar nada.
Los pueblos felices no tienen historia. Esto infiere en que la supresión de la historia haría a los pueblos más felices. El olvido es una bendición que quiere corromper la historia.
III. LA HISTORIA COMO IDENTIDAD NACIONAL
El error histórico es un factor esencial en la formación de una nación, por lo tanto, el progreso de...
tracking img