La historia de bashan singh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3126 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 9 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA HISTORIA DE BASHAN SINGH

Tomado de la revista Para Vidya de abril de 1979. Editada en Cali, Colombia.

Bashan Singh era un carpintero…un satsangui, un discípulo de Baba Sawan Singh Ji.
Trabajaba en el Sawan Ashram cada vez que allí se le necesitaba y no aceptaba remuneración de ninguna clase. A veces sentía una fuerte compulsión interna. El lo expresaba diciendo que se sentía impotente,y se dirigía al Ashram para encargarse de cualquier trabajo en el que se le requería. Según parecía, su hijo se encargó del trabajo de mueblería, y ganaba suficiente dinero para mantener a toda la familia., de manera que Bashan Singh se sentía muy feliz de dedicarse a servir en el Ashram.
Esta es su historia…la forma en que llegó a los pies de su Maestro y los diferentes incidentes de su vida,según lo relató al personal de la revista Sat Sandesh.
Desde mi niñez sentí un fuerte deseo de encontrar a Dios. Cuando era niño pequeño me prometí a mi mismo que un día encontraría a Dios, que pondría mis brazos entorno a Su cuello, que El también me abrazaría fuertemente, y yo le diría: “Hola Dios, ¿Cómo estás?” Estos eran ciertamente pensamientos infantiles, pero el deseo siguió viviendo en mí,y cuando me hice hombre todavía seguía buscando a Dios. Siendo un hindú, solía frecuentar los templos y con fe infalible y constante y con gran sinceridad de corazón ofrecía mis oraciones a las diferentes imágenes que allí se encontraban. Muchos años pasaron sin que yo tuviera ninguna experiencia de Dios, quien según parecía no había decidido venir a mí. Llegué finalmente a pensar que era posibleque Dios no viniese para los hindúes, de manera que adopté la fe de los Sikhs y empecé a frecuentar la Gurdwara, para escuchar las lecturas de las palabras sagradas de los diez Gurús, contenidas en el libro sagrado “El Guru Granth Sahib” Las palabras de este gran libro sirvieron para acrecentar mi devoción, y yo escuchaba fervorosamente la enunciación de los versos. Sin embargo, el tiempo pasaba yyo no me sentía más cerca de la verdad ni tenía ninguna experiencia práctica de Dios.
De manera que empecé a sospechar que a Dios no se le encontraba en los templos. Aunque la religión Sikh me había dado mayor incentivo de conocer a Dios, y había sido el medio para incrementar la devoción que ya crecía en mi corazón dándome las palabras de los grandes Gurús, las palabras eran solo palabras,después de todo yo todavía me sentía lejos de Dios. Una vez más mi mente se sintió llena de pensamientos confusos, de manera que dejé de frecuentar de los templos sagrados y llegué a la conclusión de que no hay Dios en ninguna parte.
La vida se tornó aterradora sin Dios. Me sentí totalmente solo y descontrolado. Sin Dios y sin verdad en el mundo, ¿Qué propósito había en vivir? Estos pensamientosgiraban y giraban en mi mente durante días enteros, hasta que finalmente decidí que lo mejor era suicidarme y terminar con esta vida que no tenía propósito alguno. Me dirigí a un pozo muy profundo que había fuera de la ciudad. Pero antes de saltar dentro, recordé que en alguna parte había leído que antes de emprender una tarea importante, uno debe sentarse tranquilamente, con los ojos cerrados ypensar profundamente. De manera que me senté al lado del pozo sumido en profundo pensamiento. Encontrándome en esta postura ví frente a mí una especie de niebla a través de la cual emergió una figura, un hombre de cara delgada, con turbante y barba blanca. Pensé que debía tratarse del Gurú Nanak (el primer Gurrú de los Sikhs). Me sonrió y me dijo que no me preocupara.
Cuando abrí los ojos no habíanadie allí pero me sentí en profunda paz. De manera que
Me levanté y emprendí mi camino de regreso a la ciudad. Pasaron algunos días si ver a
La hermosa figura cuya presencia había hecho brotar la esperanza en mi corazón. De manera que empecé a sospechar que no se trataba de visión alguna, sino de un sueño.
Nuevamente se presentó el pensamiento de terminar con mi vida, y por segunda vez pensé...
tracking img