La historia de la psicologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2990 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estrella Romero es profesora Titular de Psicología de la Personalidad en el De-partamento de Psicología Clínica y Psico-biología de la Universidad de Santiago de Compostela (Campus Sur, 15782-Santiago de Compostela).
Introducción: un poco de his-toria. De la crisis al optimis-mo de los 80
La psicología de la perso-nalidad es una disciplina com-pleja, en la que convergen diferentes tradicionesde pensamiento, teóri-cas y metodológicas, y tiene una historia densa, repleta de vaivenes y controversias. Esta historia ya ha sido abordada por numerosos autores, que han desgranado sus orígenes, etapas y momentos clave (p.ej., Ibá-ñez y Galdón, 1985; Pelechano, 1993; McAdams, 1997; Winter y Baren-baum, 1999).
No es el objetivo de este trabajo detallar esa historia, que tantas ve-ces ha sidoescrita. En este artículo pretendemos analizar la evolución reciente de la investigación en personalidad, y reflexionar sobre su si-tuación actual y sus futuros posibles. No obstante, y a modo de contex-tualización, cabe recordar que, en general, se reconoce la década de los 30 como un momento de eclosión y definición de la disciplina; en ella se produce una suerte de “fundación oficial”. Algunosautores califican esta época como el “nacimiento” de la psicología de la personalidad (véase, por ejemplo, McAdams, 1994), aunque, en realidad, el estudio de la per-sonalidad tiene un pasado mucho más largo (véase, por ejemplo, Pele-chano, 1993) y las aportaciones de Allport o Murray sirven más bien para “institucionalizar” este campo de conocimiento. El manual de Allport se considera como un“acta” fundacional, que tenía como intención defi-nir la psicología de la personalidad. Este libro sistematiza la idea de per-sonalidad como una organización dinámica y única, en constante int Boletín de Psicología, No. 74, Marzo 2002 40 acción con el medio; una idea que, aunque con matices diferentes, tam-bién enfatizó Murray.
A partir de los años 40, la psicología de la personalidad vive su mo-mentode consolidación y expansión. Además de las aportaciones que se realizan desde la clínica (Rogers, Kelly), se genera abundante inves-tigación desde los grandes modelos factoriales (Cattell, Eysenck), se acentúa el interés por la medición y se desarrollan programas de trabajo sobre dimensiones específicas de la personalidad (ansiedad, autorita-rismo, motivación de logro). Esta fue una etapa muyactiva, aunque a finales de los años 50 ya se adivinan sombras de crisis. Diferentes auto-res denunciaban la fragilidad y la trivialidad de la investigación (Eriksen, 1957; Jensen, 1958; Blake y Mouton, 1959). Por otra parte, fuera de la psicología de la personalidad, la psicología social experimental ganaba terreno y, en la clínica, el neoconductismo extendía su influencia, cen-trando la mirada enlos condicionantes ambientales que provocan y mantienen la conducta, y desdeñando los constructos tradicionales de personalidad. A todo esto hay que añadir que, fuera del ámbito estricta-mente académico, los movimientos sociales y culturales de los años 60 tampoco eran especialmente favorables a la identificación de “tipos” de personas ni al estudio de las diferencias individuales más estables.Así las cosas, desde finales de los 60, toma forma la llamada “crisis” de la psicología de la personalidad. Un vector de la crisis estuvo en la voz de Carlson (1971), quien se preguntaba dónde había quedado la persona en la investigación sobre personalidad. De acuerdo con esta autora, la psicología de la personalidad se había entregado al estudio de miniconstructos, se había quedado atomizada enresultados insustancia-les y en métodos muy estrechos. Esto la había hecho perder el “norte” de organización, complejidad y pensamiento organísmico que había marcado la identidad de la disciplina.
Pero mucho más impacto tuvo otro vector “crítico”, de signo diferen-te: fue el planteamiento de Mischel (1968) en un libro de título inocente (Personalidad y Evaluación), que socavaba la idea de la...
tracking img