La historia del hombre elefante

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (888 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Su cráneo tenia una circunferencia de 91,44 cm, con una gran protuberancia carnosa de la parte posterior del tamaño de una taza de desayuno. Joseph Carey Merrick, disfrutò de una infancia muy normal,su monstruosidad no empezó a revelarse hasta los cinco años.Pronto empezò a desempeñarse actuando como Atracción excentrica en un circo para ganarse la vida y la gente empezaba a mirarle espantada;Frederick Treves , un médico especialista en malformaciones, se interesó por su caso tras una visita al circo en el que estaba. Los espectáculos de seres deformes empezaron a ser mal vistos yprohibidos, por lo que Joseph fue abandonado a su suerte, cubierto con una gran capa y una capucha, consiguió regresar a Londres, solo, sin familia, profesión, en un estado cercano a la locura.Cuando estaban apunto de llevarle a un psiquiátrico, Joseph se acordó del Doctor Treves, y dijo que le conocía. Treves propuso a Merrick estudiarlo mejor para tratar de desentrañar su extraordinaria patología.Unasencilla entrevista educada con una mujer, encargada de darle conversación y cogerle la mano, desató La emoción de Joseph, rompiendo a llorar: era la primera mujer que le tocaba, después de su madre. Sequedó dormido de pie, sobre la cama, contrariando su hábito de dormir recostado sobre un solo lado, el mismo lado; por el peso de su cabeza, se inclinó, y se desnucó. Ni siquiera hoy se sabe conexactitud que enfermedad tuvo Joseph Carey Merrick. Incapaz de encontrar empleo, su padre le consiguió una licencia de buhonero y asì comenzò a recorrer las calles como vendedor ambulante ofreciendotelas, géneros y pomada para zapatos. Al ver su deformidad, la gente ni siquiera le abría la puerta ni escuchaba mis ofertas. Joseph tenía desde su nacimiento una deformidad en la articulación de lacadera. Era para él muy difícil caminar incluso sobre una superficie plana. Imagínese el tormento que debieron significar para él los húmedos e irregulares empedrados del Londres victoriano, perseguido...
tracking img