La ida y la vuelta de martin fierro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2220 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRIMER PARTE LA IDA DE MARTIN FIERROII Ninguno me habla de penas, porque yo penando vivo,y nadie se muestra altivoaunque en el escribo esté,que suele quedarse a pieel gaucho mas alvertido.Junta experiencia en la vidahasta pa dar y prestarquien la tiene que pasarentre sufrimiento y llanto;porque nada enseña tantocomo el sufrir y el llorar.Viene el hombre ciego al mundocuarteando la esperanza,y apoco andar ya lo alcanzanlas desgracias a empujones;¡la pucha, que trae licionesel tiempo con sus mudanzas!Yo he conocido esta tierraen que el paisano vivíay su ranchito teniay sus hijos y mujer..,era una delicia el vercomo pasaba sus días.Entonces… cuando el lucerobrillaba en el cielo santo,y los gallos con su cantonos decía que el día llegaba,a la cocina rumbiabael gaucho… que era un encanto.Ysentado junto al jogona esperar que venga el dia,al cimarron le prendíahasta ponerse rechoncho,mientras mi china dormíatapadita con su poncho. | Y a penas la madrugadaempezaba a coloriar,los pájaros a cantar,y las gallinas a apiarse,era cosa de largarsecada cual a trabajar.Este se ata las espuelas,se sale el otro cantando,uno busca un pellón blanco,este un lazo, otro un rebeque,y los pingosrelinchandolos llaman desde el palenque.El que era pion domadorenderezaba al corralande estaba el animal bufidos que se las pela…y más malo que su agüelase hacía astillas el bagual.Y allí el gaucho inteligenteen cuanto el potro enriendo,los cueros le acomodó,y se le sentó en seguida,que el hombre muestra en la vidala astucia que dios le dio.Y en las playas corcoviandopedazos se hacia elsotretamientras el por las paletasle jugaba las lloronasy al al ruido de las caronassalía haciéndose gambetas.¡Ah tiempos!... ¡si era un orgulloVer jinetiar un paisano!Cuando era gaucho baquiano,aunque el potro se boliase,no había uno que no parasecon el cabresto en la mano.Y mientras domaba unos,otros al campo salían,y la hacienda recogían,las manadas repuntaban, |

y ansí sin sentir pasabanentretenidosel día.Y verlos al cair la nocheEn la cocina riunidos,Con el juego bien prendidoY mil cosas que contar,Platicar muy divertidosHasta después de cenar.Y con el buche bien llenoera cosa superiorirse en brazos del amora dormir como la gente,pa empezar al día siguientelas fainas del día anterior.Ricuerdo… ¡qué maravilla!cómo andaba la gauchadasiempre alegre y bien montaday dispuesta pa el trabajo;perohoy en el día… ¡barajo!no se le ve de aporriada.El gaucho mas infeliztenía tropilla de un pelo;no le faltaba un consueloy andaba la gente lista..tendiendo al campo la vistano vía sino hacienda y cielo.Cuando llegaba las yerras¡cosas que daba calorTanto gaucho pialadorY tironiador sin yel!¡Ah tiempos… pero si en élSe ha visto tanto primor!Aquello no era trabajo,más bien era junción,y después de ungüen tirónen que uno se daba maña,pa darle un trago de cañasolía llamarlo el patrón.Pues siempre la mamajuanavivía bajo la carreta, | y aquel que era chancletaen cuanto el goyete vía,sin miedo se le prendíacomo güerfano a la teta.¡ y que jugadas se armabanCuando estábamos reunidos!Siempre íbamos prevenidos,Pues e tales ocasionesA ayudarle a los pionesCaiban muchos comedidos.Eran los días delapuroy alboroto pa el hembraje,pa preparar los potajesy osequiar bien a la gente,y ansí, pues, muy grandementepasaba siempre el gauchaje.Venia la carne con cuero,La sabrosa carbonada,Mazamorra bien pisada,Los pasteles y el güen vino…Pero ha querido el destinoQue todo aquello acabara.Estaba el gaucho en su pagoCon toda siguridá,Pero aura… ¡barbaridá!La cosa anda tan fruncida,que gasta el pobre lavidaen juir de la autoridá.Pues si usté pisa en su ranchoy si el alcalde lo sabelo caza lo mesmo que aveaunque su mujer aborte…no hay tiempo que no se acabeni tiento que no se corte.Y a punto dése por muertosi el alcalde lo bolea,pues ahí o mas se le apeacon una felpa de palos.y después dicen que es maloel gaucho si lo pelea. |

Y el lomo le hinchan a golpes,y le rompen la cabeza,y luego con...
tracking img