La identidad andina en el pensar filosófico andino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7033 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA IDENTIDAD ANDINA EN EL PENSAR FILOSÓFICO ANDINO
Lic. Odilón Guillén Fuentes*
Introducción

El individuo moderno cuando tuvo conciencia1 de sí o pensó sobre sí, trató de conocer su ser, y apeló a la subjetividad, a su capacidad de razonar. Trató de comprender su individualidad, su comunidad o sociedad, señalando en su argumentar la condición de ser sujeto objetualizador, en medio de unacultura que propugnaba la independencia y el dominio. El hombre andino en su resistencia cultural albergó una identidad genuina como sujeto integrador, en armonía con la naturaleza, en su condición “latinoamericana”. 1. Problemática de la identidad individual y cultural en la modernidad Al surgir el pensamiento moderno aparece una forma de tomar conciencia sui generis. Cuando Descartes2 sostiene comoprincipio de su filosofía el cogito ergo sum, inaugura una refinada manera de plantearse el ser individual3. Desde entonces se inicia los caminos de la individualidad, de la subjetividad, en el ideal de la objetivización del conocimiento, en la identidad unilateral y conflictiva de una época, y de una forma de racionalidad. Se trata de una época cautelosa, emergente (de la sociedad burguesa),instrumentalizadora (conceptuado desde los años 30 del siglo anterior), y homogeneizadora política, social e ideológicamente desde comienzos del s. XVII). Desde aquellos tiempos hasta no hace mucho, ha habido cambios notables, no sólo en Europa sino en esta parte del continente en que algunos nos definimos como americanos, “latinoamericanos” o andinos. Pues, el hombre de América (o Nuevo Mundo), enla actualidad, ya no es el del siglo anterior (desde el año 80, se problematizó la identidad, la racionalidad y la modernidad), en su modo de pensar, sentir y actuar.
* Licenciado en la Universidad de San Marcos, y actual Docente de la Universidad San Martín de Porres.
1

Cuando la toma de conciencia dejó de ser espontánea y pretendió ahondar en una definición, confluyeron una serie decategorías de diverso origen (religioso, mítico, político, psicológico, metafísico, sociológico, biológico, etnológico, científico, etc.), para justificar su modo de ser, de pensar y de actuar; prueba evidente de ello es la historia de las ideas en las diferentes culturas. A partir de él, el individuo puede cuestionar y cuestionarse con cierta perspicacia, poniendo en cuestión el asentimiento de laautoridad y del vago sentido común, y de la sana razón. Cuando Descartes piensa sobre sí, habla sobre su ser (como sujeto moderno) desde un punto de vista metafísico (cosificante y mecanicista). Transubstancializa su posición. Es una primera escisión de lo humano en la modernidad; Es la época de una sociedad con violentos cambios estructurales (económicos, sociales, culturales, etc.). “Soy una cosa quepiensa”, sostuvo Descartes. El cogito refiere y aporta un reduccionismo de las facetas del hombre calculador, objetual. El ser cartesiano, el individuo moderno, tipificado como un ser pensante, conceptista, un ser con “razones”, un ser más allá de los sentimientos y de las pasiones (metafísico, burgués), prefiguró el mundo occidental y su papel en la cultura universal. La identidad que preconizaba,en la racionalidad, configuró una sublimación “espiritual” (individualismo) que se debate en su propia instrumentalización y ocaso. Hume lo examinó en una reflexión (el Tratado: tomo I, parte IV, sec. V) sobre la identidad personal como aquella que no la pierde el sujeto al variar su carácter y disposición, al igual que sus impresiones e ideas; lo hizo basado en los principios de semejanza (deunidad, diferencia, igualdad), continuidad y causalidad, propios de Occidente. Kant replanteó la cuestión en el principio de la persona como fin en sí mismo (autotelia, autodeterminación); Hegel la ontologizó; Heidegger, Sartre, y Ortega y Gasset la refirieron a la existencia humana y vital del yo; Lyotard, Habermas y Apel la circunscriben en la “comunicación argumentativa”. El ser andino refiere...
tracking img