“La ideología alemana” de marx como respuesta al materialismo contemplativo de l. feuerbach.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1571 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“LA IDEOLOGÍA ALEMANA” DE MARX COMO RESPUESTA AL MATERIALISMO CONTEMPLATIVO DE L. FEUERBACH.

El sistema filosófico hegeliano había sido, aun en vida de su gestor, la síntesis lógica de la filosofía moderna que, como sistema, albergaba ya en sí el desarrollo histórico de la conciencia filosófica desde los griegos hasta las “luces” de Kant, Fichte y Schelling. Por ello mismo, y por el hecho deno tener una fuente de pensamiento más completa desde donde ubicarse (por lo menos en lo que al pensamiento alemán refiere), los herederos de Hegel hubieron de recurrir a fragmentar el sistema, tomando de él aquellos conceptos que más se adecuaban a sus cometidos teóricos y confrontándolos con la totalidad del sistema o, en su defecto, con aquellas pseudo-elaboraciones que sus coetáneos realizabansobre el mismo. A esto se refiere Marx cuando habla de una “descomposición del espíritu absoluto” que, en últimas, se remitía a lo que en otro lugar llamará una confrontación de ideas con las ideas mismas y no con los fenómenos reales. Todo esto, sin embargo, mistificado realmente por la orientación estrictamente teológica que se le daba a la ideología hegeliana del espíritu absoluto; que, entreotras cosas, no consideró nunca lo más esencial del pensamiento de Hegel: la lógica y el método. Esta generación de filósofos “neo-hegelianos” centraba su atención en la consideración casi hermética de ver en la conciencia (pensamiento) del hombre la causa de todas sus prácticas reales (la totalidad de las esferas de la conciencia). Con ello, restringían su crítica exclusivamente al campo delpensamiento, y el culmen del sistema hegeliano donde se corrobora la conciencia en el momento de la razón (la idea o la praxis), quedaba simplemente relegado.

Ahora bien, los adelantos filosóficos del “nuevo” Idealismo alemán consideraban el desarrollo histórico del espíritu humano, pero solo desde las formas más “abstractas” de considerarlo, es decir, desde los fundamentos teológicos; y la formamaterialista de considerar al hombre como un ser “real y concreto” (Feuerbach), se limitaba a verlo determinado en su mundo por “leyes” ajenas a su voluntad. Por tal razón considera Marx (realizando una síntesis entre el idealismo y, lo que él mismo denomina, el materialismo contemplativo), que el hombre es un ser real (material), pero que el desarrollo histórico de su propia conciencia le da laposibilidad de actuar de manera “revolucionaria, práctico-crítica” ante el mundo que este mismo construye.

Marx parte pues de una premisa universal que no distingue particularidades naturales ni unilaterales, a saber: el hecho de ver en los hombres “individuos humanos vivientes”, es decir, con necesidades –inicialmente materiales-. De igual forma supone, además, que la distinción biológicafundamental de éste frente a los demás animales es la de “producir sus medios de vida [e]… inmediatamente su propia vida material[1]”.

Así pues, la consideración de Marx, en diálogo con el método hegeliano, es que: por una parte, la forma en que el hombre se relaciona consigo mismo y con la naturaleza a través de todas las esferas de la conciencia, determina sus condiciones mismas de existencia; peroa su vez, por otro lado, son estos “modos de producción” (p. 31) que él desarrolla históricamente, los que van a determinar su conciencia. Bajo esta lógica no se pueden escindir ambas consideraciones de manera arbitraria (p. 49). Con esto, es igualmente fundamental que en el campo donde el hombre produce las condiciones para su existencia, sea donde de igual manera se produce y reproduce suconciencia.

Ahora bien, siguiendo el método de exposición de Marx, tal reproducción de las condiciones de existencia supone un aumento de la población y con ella una creciente división del trabajo, es decir, una separación de los oficios primigeniamente naturales y posteriormente sociales, que desembocarán en una contradicción entre el campo y la ciudad a través de las diferentes épocas; ello...
tracking img