La iglesia católica ante los homosexuales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4094 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La iglesia católica ante los homosexuales

Boswell (1947-1994) dedicó enorme esfuerzo a demostrar que el catolicismo puede, eventualmente, reconciliarse con la homosexualidad, porque no hay en su esencia nada que lo oponga a ella.
En esta exhortación, hecha antes de escribir sus dos grandes obras (Cristiandad, Tolerancia y Homosexualidad, y Uniones del Mismo Sexo) ya están expuestas susideas fundamentales.
John Boswell: La Iglesia y la Persona Homosexual: Una Perspectiva Histórica, 1979.
Fragmentos del discurso doctrinario pronunciado por el Prof. Boswell ante la Cuarta Convención Internacional Bienal de Dignidad, en 1979.[i]
________________________________________
John Boswell
"La homosexualidad," escribió Platón, "es vista como vergonzosa por los bárbaros y por aquellosque viven bajo gobiernos despóticos, del mismo modo que consideran vergonzosa la filosofía, porque evidentemente no es de interés de tales gobernantes que se engendren grandes ideas en sus súbditos, o amistades poderosas o amor apasionado: para producir todo lo cual la homosexualidad es particularmente apta." Esta actitud de Platón era característica del mundo antiguo, y quiero comenzar midiscusión de las actitudes de la Iglesia y de la Cristiandad Occidental hacia la homosexualidad comentando actitudes comparables entre los antiguos.
En gran medida, las actitudes occidentales hacia la ley, la religión, la literatura y el gobierno derivan de actitudes romanas. Esto hace particularmente asombroso que nuestras actitudes hacia la homosexualidad en particular y la tolerancia sexual engeneral sean tan marcadamente diferentes de las de los romanos. Es muy difícil transmitir a las audiencias modernas la indiferencia de los romanos hacia las cuestiones de género y de orientación genérica. La dificultad se debe tanto a que las pruebas han sido en gran medida borradas conscientemente por los historiadores anteriores hasta décadas muy recientes, como a que no hay difusión del materialrelevante.
Los romanos no consideraban que la sexualidad o la preferencia sexual fuera un asunto de gran interés, ni tampoco trataban de modo analítico a ninguna de las dos. El historiador tiene que reunir miles de pequeños trozos y fragmentos para demostrar que entre los romanos había aceptación general de la homosexualidad.
Uno de los pocos escritores imperiales que parece hacer algún tipo decomentario de modo general sobre este tema escribió: "Zeus vino en forma de águila al divino Ganímedes y en forma de cisne a la rubia madre de Helena. Una persona prefiere un género, otra persona el otro, yo gusto de ambos." Por la misma época Plutarco escribió: “Ninguna persona sensata puede imaginar que los sexos difieren en asuntos de amor como lo hacen en asuntos de vestimenta. El inteligenteamante de la belleza será atraído por la belleza en cualquier género en que la encuentre." El derecho romano y las imposiciones sociales no ponían ninguna restricción en absoluto sobre la base del género. A veces se ha sostenido que en Roma había leyes contra las relaciones homosexuales, pero es fácil probar que no fue así. Por otra parte, es un error imaginar que el hedonismo anárquico reinaba enRoma. De hecho, los romanos tenían un complejo conjunto de restricciones morales diseñadas para proteger del abuso a los niños del abuso o evitar que cualquier ciudadano fuera objeto de fuerza u opresión en las relaciones sexuales. Como otros pueblos, los romanos eran sensibles a los temas del amor y el cariño, pero la elección sexual (es decir, genérica) del individuo era completamente ilimitada.Por ejemplo, la prostitución de varones (dirigida a otros varones) era tan común que los impuestos que se le imponían constituían una fuente principal de ingresos para el tesoro imperial. Era tan provechosa que incluso en períodos posteriores, cuando una cierta intolerancia se había filtrado en el ambiente, los emperadores no pudieron decidirse a terminar con la práctica y con la ganancia de ella...
tracking img