La iglesia en el periodo colonial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1790 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 5 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA IGLESIA DURANTE EL PERIODO COLONIAL

RELACIÓN IGLESIA-ESTADO
El cometido y la justificación misional del descubrimiento y conquista implicaron, una importante participación de la iglesia en la organización de la vida americana. Como los papas se encontraban entretenidos en las intrigas políticas y el combate a la Reforma Protestante, abandonaron a las coronas hispanas y portuguesas a lasactividades misionales dirigidas "in situ". La corona administraba los diezmos eclesiásticos americanos para objetivos de evangelización.
Mucho importaba al estado elevar la formación de los sacerdotes creando seminarios y universidades, pues sin religión la dominación española carecía de cimientos firmes. Aunque no fue una generalidad tuvo que prohibirse a los sacerdotes practicar actividadeseconómicas individuales aprovechándose de los indios (forzadas ventas de productos como hacen los corregidores, repartimientos y hacer vida marital con las indias). La celebración de asambleas eclesiásticas en América se dificultó por la necesidad de contar con la autorización real y la censura que la corona practicaba contra sus resoluciones cuando eran inconvenientes a los intereses reales.
Adiferencia del clero secular que ocupaba los principales cargos en la jerarquía eclesiástica americana, las órdenes religiosas (en particular los jesuitas)  despertaron las sospechas de la corona en lo tocante a su fidelidad.
ÓRDENES RELIGIOSAS Y MISIONES
En los inicios se presumió que el sojuzgamiento bélico de los indígenas era la premisa del trabajo apostólico y las encomiendas el complemento paratal objetivo. Sin embargo, los españoles no estaban dispuestos ni capacitados para él trabajo misional, más bien obstaculizaron al adoctrinamiento indígena para que no los distrajera de su jornada laboral convirtiéndose los encomenderos en acérrimos enemigos de los misioneros. De las órdenes monacales (augustinos, franciscanos, mercedarios, dominicos, jerónimos, capuchinos, Jesuitas) procedió lafuerza, para la expansión del cristianismo en América. Desde el siglo XIII se estaba experimentando con la iglesia católica una renovación de los principios del cristianismo primitivo que sugería una prédica abnegada e incesante. Los jesuitas que llegaron a América en 1566 fueron los que más conversos lograron y les defendieron en Suramérica de los esclavistas portugueses.
ASENTAMIENTOS MISIONEROSY ESTADOS MISIONEROS
Para Fray Bartolomé de las Casas el orden de vida colonial era el Estado misionero, en el que se prepararía al indígena para el modo de vida moral y cristiano
Los evangelizadores veían en los indios seres de una inocencia edénica a quienes el reino de los cielos pueda estarles destinado, la iglesia apostólica de la antigüedad se renovaría a través de ellos, a pesar de lacrisis de la, separación de los protestantes.
Para los misioneros el asentamiento de españoles no sería esencial. Estas aspiraciones chocaban con la resistencia de las autoridades españolas. El Estado misionero pronto encontró circunstancias favorables en las reducciones jesuitas. Los padres se esforzaban por la prosperidad material de sus feligreses para lo cual difundían adelantos técnicos(bueyes, molinos arados). La corona se valía del celo misionero de los jesuitas para someter tribus indias indómitas y tomar posesión efectiva de regiones apartadas. La historia de las misiones jesuitas en la región sur occidental de Sudamérica adquiere perfiles dramáticos por la hostilidad de los portugueses a las mismas que en constantes redadas esclavistas les proporcionaba magníficos dividendos. Delos cerca de 100 mil indígenas que vivían en las reducciones jesuitas, sólo escaparon 10 mil hacía el Sur con los padres, perdiendo España en 1632 un dilatado territorio que corresponde actualmente al estado de Alto Paraná en Brasil. En Uruguay los jesuitas armaron y organizaron la resistencia indígena contra los portugueses derrotándolos en 1641. Las misiones jesuitas disfrutaban de una...
tracking img