La iglesia que soñamos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2156 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Francisco Javier Torres Moreta, f.s.c.
PUCE-ESCUELA DE TEOLOGÍA

LA IGLESIA EN LA QUE SOÑAMOS

Quisiera empezar esta reflexión con el testimonio de un religioso que vivió su consagración de forma muy especial y que me ha impactado mucho. Se trata de un hermanito del Evangelio, de la congregación que fundó Carlos de Foucauld, llamado hermano Pablo. Este religioso sintió la llamada del Señor adejarlo todo en una situación particular. Primero porque era un profesional en el campo de la Ingeniería con un excelente puesto y segundo porque ya no era un joven, tenía su vida ya realizada. Sin embargo, Dios lo llamo a un estilo de vida tan distinto al que vivía y él no dudo en responder generosamente, dejando trabajo, familia, ambiciones, todo. El Hno. Carlos Carreto, también de estacongregación, nos cuenta en uno de los capítulos de Las Cartas del Desierto la hermosa historia de este hermano.
Recorría a camello la pista entre Geriville y El Abiod, y me dirigía hacia una zona desértica para pasar algunos días de soledad. En cierto punto de la pista tropecé con un grupo de trabajadores. Unos cincuenta indígenas, dirigidos por un suboficial de ingenieros, trabajaban en arreglar lacarretera destruida por las lluvias invernales. Bajo el sol sahariano, no había máquinas ni técnica: sólo el trabajo del hombre en medio del calor y del polvo, manejando durante toda la jornada la pala y el pico. Remonto la fila de los obreros manuales diseminados por la pista, respondo a su saludo, ofrezco mi «gherba» de 30 litros de agua a su sed. De pronto, entre las bocas que se acercan alcuello de la «gherba» para beber, veo dibujarse una sonrisa que no olvidaré jamás. Pobre, desgarrado, sudoroso, sucio: es el hermano Pablo, un pequeño hermano que ha escogido aquel trabajo para vivir su calvario y mezclarse en aquella masa como levadura evangélica. Nadie habría descubierto al europeo bajo aquellos vestidos, aquella barba y aquel turbante amarillo por el polvo y el sol.
Conocía muybien al hermano Pablo, porque habíamos hecho el noviciado juntos. Ingeniero parisino trabajaba en una de aquellas comisiones destinadas a preparar la bomba atómica de Reganne, cuando sintió la llamada del Señor. Lo dejó todo y se hizo pequeño hermano. Ahora estaba allí; y nadie sabía que era un ingeniero: era un pobre como los demás. Recuerdo a su madre cuando vino al noviciado con ocasión de losvotos. -Ayúdeme hermano Carlos, a comprender la vocación de mi hijo. Yo le he hecho ingeniero, vosotros le habéis hecho obrero manual. Pero ¿por qué? ¡Si al menos os sirvierais de mi hijo para lo que vale! No: tiene que ser un obrero manual. Decidme, ¿no sería más honroso, más eficaz para la Iglesia hacerle trabajar como intelectual? -Señora -respondí-, hay cosas que no se pueden comprender con lainteligencia y el sentido común. Sólo la fe nos puede iluminar. ¿Por qué Jesús quiere ser pobre? ¿Por qué quiso ocultar su divinidad y su poder y vivir entre nosotros como el último? ¿Por qué, señora, la derrota de la cruz, el escándalo del Calvario, la ignominia de la muerte para El que era la Vida? No, señora; la Iglesia no tiene necesidad de un ingeniero más, en cambio tiene necesidad de ungrano de trigo más que hacer morir en sus surcos. Y cuanto más lleno de vida esté este grano y sepa más a cielo y sol, más grato será a la tierra que debe acogerlo para la futura mies-.
¡Cuántas cosas hay que no se pueden comprender en esta tierra! ¿No es un misterio todo lo que nos rodea? Que Pablo se sacrifique a sí mismo, su cultura y sus posibilidades por amor a Dios y a sus hermanos másabandonados, yo lo comprendo, pero comprendo también las reacciones de su madre y no sólo de su madre. Cuántos dirán: « ¡Qué lástima que una inteligencia tan hermosa vaya a parar en el surco de una pista sahariana. Habría podido construir una rotativa para difundir la buena prensa. . . » Y tendrán razón. Es difícil captar el punto exacto en el misterio del hombre, que es una parte del gran misterio de...
tracking img