La iliada - de omero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4864 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 Mientras los aqueos se armaban junto a los corvos bajeles alrededor de ti, oh hijo de Peleo, incansable en la batalla, los teucros se apercibían también para el combate en una eminencia de la llanura.

4 Zeus ordenó a Temis que, partiendo de las cumbres del Olimpo, en valles abundante, convocase la junta de los dioses; y ella fue de un lado para otro y a todos les mandó que acudieran alpalacio de Jove. De los ríos sólo faltó el Océano; y de cuantas ninfas habitan los amenos bosques, las fuentes de los ríos y los herbosos prados, ninguna dejó de presentarse. Tan luego como llegaban al palacio de Zeus, acomodábanse en asientos de piedra pulimentada que para Jove había construido Hefesto con sabia inteligencia.

13 Allí, pues, se reunieron. Poseidón tampoco desobedeció a la diosa; ydirigiéndose desde el mar a la junta, se sentó en medio y exploró la voluntad de Zeus:

16 —¿Por qué, oh tú que lanzas encendidos rayos, convocas de nuevo la junta de los dioses? ¿Acaso tienes algún propósito acerca de los teucros y de los aqueos? El combate y la pelea volverán a encenderse muy pronto entre ambos pueblos.

19 Respondióle Zeus que amontona las nubes: —Comprendiste, Poseidón, quebates la tierra, el designio que encierra mi pecho y por el cual os he reunido. Me curo de ellos, aunque van a perecer. Yo me quedaré sentado en la cumbre del Olimpo y recrearé mi espíritu contemplando la batalla; y los demás idos hacia los teucros y los aqueos, y cada uno auxilie a los que quiera. Pues si Aquileo, el de los pies ligeros, combatiese solo con los teucros, éstos no resistirían niun instante la acometida del hijo de Peleo. Ya antes huían espantados al verle; y temo que ahora, que tan enfurecido tiene el ánimo por la muerte de su compañero, destruya el muro de Troya contra la decisión del hado.

31 El Cronión habló en estos términos y promovió una gran batalla. Los dioses fueron al combate divididos en dos bandos: encamináronse a las naves Hera, Palas Atenea, Poseidón, queciñe la tierra, el benéfico Hermes, de prudente espíritu, y con ellos Hefesto, que, orgulloso de su fuerza, cojeaba arrastrando sus gráciles piernas; y enderezaron sus pasos a los teucros Ares, de tremolante casco, el intenso Febo Apolo, Artemis, que se complace en tirar flechas, Leto, el Janto y la risueña Afrodita.

41 En cuanto los dioses se mantuvieron alejados de los hombres, mostráronselos aqueos muy ufanos porque Aquileo volvía a la batalla después de largo tiempo en que se había abstenido de tener parte en la triste guerra; y los teucros se espantaron y un fuerte temblor les ocupó los miembros, tan pronto como vieron al Pelida, ligero de pies, que con su reluciente armadura semejaba al dios Ares, funesto a los mortales. Mas así que las olímpicas deidades penetraron por entre lamuchedumbre de los guerreros, levantóse la terrible Discordia, que enardece a los varones; Atenea daba fuertes gritos, unas veces a orillas del foso cavado al pie del muro, y otras en los altos y sonoros promontorios; y Ares, que parecía un negro torbellino, vociferaba también y animaba vivamente a los teucros, ya desde el punto más alto de la ciudad, ya corriendo por la llamada Colina hermosa, aorillas del Símois.

54 De este modo los felices dioses, instigando a unos y a otros, les hicieron venir a las manos y promovieron una reñida contienda. El padre de los hombres y de los dioses tronó horriblemente en las alturas; Poseidón, por debajo, sacudió la inmensa tierra y las excelsas cumbres de los montes; y retemblaron, así las laderas y las cimas del Ida, abundante en manantiales, comola ciudad troyana y las naves aqueas. Asustóse Hades, rey de los infiernos, y saltó del trono gritando; no fuera que Poseidón abriese la tierra y se hicieran visibles las mansiones horrendas y tenebrosas que las mismas deidades aborrecen. ¡Tanto estrépito se produjo cuando los dioses entraron en combate! Al soberano Poseidón le hizo frente Febo Apolo con sus aladas flechas; a Ares, Atenea, la...
tracking img