La imagen como fuente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1082 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La imagen como fuente histórica

En estos tiempos del culto a la imagen, de la expresión arrinconada, a nuestro pesar, de la cultura escrita entre el gran público, llega el momento de pararse a reflexionar en la bondad y conveniencia de usar la imagen como valor documental histórico.
Una batalla o un evento de importancia sociológica, Irak; los desastres naturales, un reportaje de unaterremoto; la visita de un líder político a una región; el propio retrato oficial de un Jefe de Estado o de una actriz o como ha acontecido recientemente, la legitimidad, veracidad de la legendaria fotografía de Robert Capa “muerte de un miliciano” que ha generad opiniones técnico científicas contradictorias que ensombrecen este mito iconográfico proveniente de la historia de nuestra Guerra Civil; laescenificación pública ante la ciudadanía de un político de tal o cual origen ideológico,.. Sin pasar por alto la multitud de grabados, de obras de arte, de imágenes

¿Que valor documental debemos otorgar a una imagen?.¿Será cierto que “vale más que mil palabras”?
Peter Burke, catedrático de Cambridge, autoridad de la ciencia histórica, se plantea este cuestión esencial poco estudiada por el campohistoriográfico.
A trevés de de un minucioso estudio de grabados, pinturas, dibujos y fotografóias de todos los tiempos, desde la estatuas de griegos y romanos, las ecuestres medievales, los retratos renacentista, de las obras insuperables de Miguel Angel, Rafael y Leonardo da Vinci, los tapices de Flandes, Burke “pone de relieve que las imágenes no son reflejos objetivos de un tiempo y unespacio, sino arte del contexto social que las produjo, y es cometido del historiador reconocer ese contexto e integrar la imagen en él”.

OPINION A

La foto 'Muerte de un miliciano', de Robert Capa, fue real

¿Fue o no fue un montaje?. La duda que ha perseguido a la famosa foto "Muerte de un miliciano", que tomó Robert Capa en la Guerra Civil española (1936-1939), parece disiparse en Londres,donde una exposición sugiere ahora que no hubo ni trampa ni cartón.

Titulada "¡Esto es la guerra!. Robert Capa trabajando", la muestra, que se inaugura este viernes en el Barbican Centre y podrá visitarse hasta el 25 de enero, aporta nuevas fotos que prueban la autenticidad de la muerte del soldado, si bien todo apunta a que fue más un accidente que el trágico desenlace de una batalla.

Laimpactante fotografía, conocida como "El soldado caído" o "Muerte de un miliciano", se convirtió en un icono de la contienda española y en una obra cumbre del fotoperiodismo de guerra. La imagen refleja el momento en que el anarquista Federico Borrell García muere, el 5 de septiembre de 1936, de un balazo en un soleado paraje de Cerro Muriano, cerca de Córdoba, en el sur de España.


BorrellGarcía, de 24 años y apodado "Taino", aparece cayendo hacia atrás con un brazo estirado de cuya mano se desliza un fusil, una escena dramática que el legendario fotógrafo de origen húngaro consiguió captar desde una trinchera.

La foto se publicó por primera vez el 23 de septiembre de 1936 en la revista francesa "Vu" -un ejemplar puede verse en la muestra- con un pie que hablaba de soldados"sosteniendo sus rifles, bajando la ladera", y añadía: "De repente, su avance fue interrumpido, una bala silbó y su sangre fue derramada en su suelo nativo".

Sin embargo, la peculiaridad de la instantánea -la ausencia de soldados próximos a Borrell en el campo de batalla, la falta de pruebas visibles de la herida de bala y, por qué no decirlo, el insólito don de la oportunidad de Capa- alentó lassospechas de falsedad.

El caso es que el día de la muerte del miliciano, confirmada más tarde por su familia, Capa sacó en Cerro Muriano 40 instantáneas. Por cierto, la exposición del Barbican revela por primera vez que Capa tomó esas fotografías junto a su novia, la alemana y también fotógrafa Gerda Taro, quien, de hecho, acabó perdiendo la vida bajo las cadenas de un carro de combate en plena...
tracking img