La imagen cristiana en occidente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1729 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La imagen cristiana en Occidente: principios y realizaciones

GENERALIDADES

Los orígenes de la manera occidental de comprender la iconografía cristiana se remontan a los últimos siglos de la Antigüedad. A finales del siglo VI, después de algunas tentativas que tienen lugar en el siglo V, el papa Gregorio el Grande definía el papel de la imagen cristiana de una manera que será yadeterminante, para los países de lengua latina, durante toda la Edad Media:

“La imagen es la escritura de los iletrados." Dicho con otras palabras, para el papa Gregorio el Grande la imagen es un medio de conocimiento, especialmente del conocimiento de las cosas de la fe y, por tanto, un medio de enseñar la religión y sus misterios. La cristiandad occidental permanecerá fiel a esta idea básica que loslectores de la Edad Media recordarán después de muchas veces, y que conforma así el papel pedagógico de la imagen cristiana.

Y así ocurrió, sobre todo durante la época de Carlomagno, en el círculo de eruditos que más activamente contribuyeron a la obra política y cultural del gran historiador, como Alcuino, Teodulfo y Eginardo. Se reafirmó en ese círculo que el arte religioso tenía esencialmenteuna función pedagógica y, como en otros muchos dominios, la actitud definida en la época carolingia seguirá siendo determinante durante toda la Edad Media, en Occidente.

Fue también entonces, y en el mismo círculo de Carlomagno, donde se formuló el segundo pensamiento fundamental relativo a la imagen religiosa, que se mantendrá por la sociedad cristiana durante toda la Edad Media: la imagenpuede recordar los rasgos físicos de un personaje o un acontecimiento, cualesquiera que sean éstos. Pero la imagen es una obra material y, como tal, no podría ser objeto de ningún culto. Esta manera de ver las cosas no tenía nada de original y se había formulado antes muchas veces y en diferentes países, desde la Antigüedad. Pero los teólogos del cenáculo de Carlomagno el propio soberanoinsistieron en la negativa de la adoración de los íconos, y puede que su convicción respecto a este punto no haya sido ajena a la voluntad de señalar claramente su oposición a la doctrina de los bizantinos (véase nuestra exposición de esta vitrina en pág. 143). Cierto que se trataba de una doctrina que acababa de ser aceptada por toda la cristiandad, en el concilio ecuménico del 787, con el asentimiento delpapa y los prelados latinos. Pero la rivalidad entre los dos Imperios, el Griego y el Latino, pesó más en el ánimo de Carlomagno que la unidad de la cristiandad, y éste incitó personalmente (se conserva un manuscrito que lo prueba, donde se muestran las alentadoras observaciones realizadas por el propio emperador en los márgenes del texto de los Libri Carolini) a los autores de un tratado quelleva ese nombre y que proclama, entre otras cosas, el rechazo por parte de la iglesia carolingia de cualquier tipo de veneración de las imágenes religiosas. Como ya hemos recordado, los autores de los Libri Carolini hacen suyo este credo a raíz de una violenta polémica contra los griegos que aceptaban ese culto, y su argumentación -en retraso con respecto a su tiempo- testimonia una voluntad máspolítica que teológico. Esta querella alrededor de las imágenes, y por tanto del arte figurativo, precede en medio siglo a la primera ruptura entre griega (cf. Focio y el desacuerdo sobre las palabras "filioque" del credo). Los historiadores no suelen valorar en todo su alcance la precocidad de una separación en el plano del arte religioso; pero es un error, ya que el terreno de las artes -bien por lapropia creación artística, bien por el papel de las obras de arte en la devoción religiosa- es un potente revelador del contenido real de la fe, en las conciencias de los diferentes grupos étnicos, políticos y sociales. Los Libri Carolini no reflejan probablemente la actitud de todos los cristianos de Occidente respecto a las imágenes religiosas (véase infra, sobre estas diferentes actitudes,...
tracking img