La importancia de vivir

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 543 (135513 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
lin yutang

la importancia de vivir

la importancia de vivir

lin yutang

traducción de román a. jiménez editorial sudamericana buenos aires 6ª edición, julio 1943 digitalización: edu 2005

2

la importancia de vivir

lin yutang

no es la verdad lo que engrandece al hombre, sino el hombre lo que engrandece a la verdad. CONFUCIO. solamente quienes toman sosegadamente aquello porlo cual se atarea la gente del mundo pueden atarearse por aquello que la gente del mundo toma sosegadamente. CHANG CH' AO.

3

la importancia de vivir

lin yutang

prefacio este es un testimonio personal, un testimonio de mi propia experiencia de pensar y de vivir. no lleva la intención de ser objetivo ni tiene pretensión de establecer verdades eternas. en verdad, desprecio casi laspretensiones de objetividad en filosofía; lo que vale es el punto de vista. me hubiera gustado llamarle "una filosofía lírica", empleando la palabra "lírica” en el sentido de perspectiva sumamente personal e individual. pero sería ése un nombre demasiado hermoso y debo renunciar a él, por temor a apuntar demasiado alto y llevar al lector a esperar demasiado, y porque el principal ingrediente de mipensamiento es la prosa llana, un nivel más fácil de mantener porque es más natural. muy contento estoy de no sobresalir, de aterrarme al suelo, de ser semejante a la tierra. mi alma serpentea cómodamente en la tierra y la arena, y es feliz. a veces, cuando se embriaga uno con esta tierra, el espíritu parece tan ligero que cree que es el cielo. pero en la realidad pocas veces se alza dos metros sobreel suelo. también me habría gustado escribir el libro entero en forma de diálogo, como los de platón. es una forma muy conveniente para las revelaciones personales, inadvertidas, para apuntar las significativas trivialidades de nuestra vida diaria, y sobre todo para un ocioso ambular por los prados del pensamiento dulce, silencioso, pero no lo he hecho. no sé por qué. por el temor, acaso, de quepor estar tan poco de moda hoy esta clase de literatura, nadie la leería probablemente, y al fin de cuentas un escritor quiere ser leído. y cuando hablo de diálogo, no quiero decir preguntas y respuestas como en las entrevistas periodísticas, ni esos copetes tajeados en breves párrafos; quiero decir discursos realmente buenos, largos, sosegados, que a veces se extienden por varias páginas, conmuchos desvíos y retornos al punto original en discusión por un atajo en el lugar más inesperado, como un hombre que vuelve a su casa trepando sobre un seto, con gran sorpresa para su compañero de caminata. ¡oh, cómo me encanta volver a casa trepando sobre el seto del fondo, y viajar por sendas laterales! al menos, mi compañero admitirá que estoy familiarizado con el camino a casa y con la campiña queme rodea...pero no me atrevo. no soy original. las ideas manifestadas aquí han sido pensadas y expresadas por muchos pensadores de oriente y occidente una y otra vez; las que me presta oriente son verdades de a puño allí. son, no obstante, mis ideas; han devenido parte de mi ser. si han echado raíz en mi ser es porque expresan algo original en mí, y cuando las encontré por vez primera mi corazónles dio su instintivo asentimiento. me gustan como ideas y no porque la persona que las expresó signifique algo. lo cierto es que he recorrido las sendas laterales en mis lecturas lo mismo que cuando escribo. muchos de los autores que cito tienen nombres oscuros y pueden sorprender a un profesor chino de literatura. si algunos resultan muy conocidos, acepto sus ideas sólo en cuanto despiertan miaprobación intuitiva, y no porque los autores sean muy conocidos. tengo por costumbre comprar ediciones baratas, de libros antiguos, oscuros, y ver qué puedo descubrir en ellos. si los profesores de literatura conocieran las fuentes de mis ideas, quedarían atónitos ante este filisteo. pero hay un placer mayor en recoger una perla pequeña entre las cenizas que en mirar una más grande en la...
tracking img