La imposibilidad de la vida y la imposibildad de la muerte en "ojos de perro azul"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3827 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Entre las características más evidentes de la escritura de Gabriel García Márquez está indudablemente la incapacidad de los pesonajes tanto de morir como de vivir. Ejemplos paradigmáticos se pueden encontrar en muchísimas obras del autor colombiano, se piense sobre todo en el personaje de Melquíades en Cien años de soledad, que regresa del mundo ultraterrenal porque “no soportaba la soledad de lamuerte”.
Ya en sus primeros cuentos juveniles esta actitud es de primaria importancia, y poco a poco se desarrolla hasta llegar a ser una peculiaridad fundamental para comprender del todo su obra.
En su cuento de debut, La tercera resignación, el protagonista es un chico que no hace nada sino reflexionar sobre su condición, que el lector nunca sabrá si es la de un muerto o la de un vivo. Elcontinuo equilibrio entre la vida y la muerte es inevitable, y el narrador contribuye activamente en confundir estos dos elementos. Posiblemente el protagonista ya está muerto y está viviendo su suerte extramundana, o bien él está vivo y son solo presagios los que está experimentando. En todo caso, la ambigüedad se encuentra en la interpolación de dos condiciones que tradicionalmente son separadas eincompatibles.
Con toda probabilidad no hay diferencia alguna entre la vida y la muerte, y por eso el personaje del cuento no logra comprender si todavia está vivo o no:

Es simplemente «una muerte viva». Una real y verdadera muerte...[1]

Desde entonces no podía distinguir; recordar cuáles acontecimientos eran parte de su delirio y cuáles de su vida real. Por tanto, ahora dudaba. Talvez el médico nunca habló de esa extraña «muerte viva». Es ilógica, paradojal, sencillamente contradictoria. Y eso lo hacía sospechar ahora que, efectivamente, estaba muerto de verdad. Que hacía dieciocho años que lo estaba.[2]

Y es también en el título donde la cuestión se evidencia; las resignaciones a que se hace referencia tal vez son las de un hombre que desde hace dieciocho años hadejado de vivir, pero que todavía no ha logrado morir, cosa que genera en él una comprensible inquietud:

En el polvillo bíblico de la muerte. Acaso sienta entonces una ligera nostalgia; nostalgia de no ser un cadáver formal, anatómico, sino un cadáver imaginario, abstracto, armado únicamente en el recuerdo borroso de sus parientes.[3]

Pero de pronto el miedo le dio una puñalada por laespalda. ¡El miedo! ¡Qué palabra tan honda, tan significativa! Ahora tenía miedo, un miedo «físico», verdadero. ¿A qué se dabía? él lo comprendía perfectamente y se le estremecía la carne: probablemente no estaba muerto. Lo habían metido allí, en esa caja que ahora sentía perfectamente, blanda, acolchada, terriblemente cómoda; y el fantasma del miedo le abrió la ventana de la realidad: ¡Lo iban aenterrar vivo![4]

¿Y por qué es tan difícil alcanzar una verdadera muerte? Quizá la incapacidad de morir sea síntoma de la soledad, característica tan común en el alma Latino Americana (se piense en Octavio Paz); ni siquiera la muerte puede interrumpir esa soledad, al contrario la aumenta exponencialmente hasta llegar al terror del aislamento:

Hacía unos momentos estaba feliz con sumuerte, porque creía estar muerto. Porque un muerto puede ser feliz con su situación irremediable. Pero un vivo no puede resignarse a ser enterrado vivo. Sin embargo, sus miembros no respondían a su llamada. No podía expresarse, y era eso lo que causaba terror; el mayor terror de su vida y de su muerte. Lo enterrarían vivo.[5]

El segundo cuento escrito por Gabriel García Márquez fue La otra costillade la muerte; aquí también el protagonista está en un espacio indefinible entre la vida y la muerte y aquí también él no logra entender su condición. A la confusión de esa ambigüedad se suma una ulterior confusión, y precisamente la dada por el sueño. El mundo onírico aparece como un medio que permite la comunicación entre las dos condiciones precedentes.
Es el espíritu de su hermano que lo...
tracking img