La impresión y circulación de libros en el derecho indiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4345 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La impresión y circulación de libros en el Derecho Indiano
(Alamiro de Ávila Martel)

Vicente Nardecchia Arancibia
Historia del Derecho, Sección 2
Viernes 26 de Octubre, 2007
Profesora Beatriz Larraín

Resumen del texto

1. Disposiciones generales

En la mayor parte de los temas de derecho indiano, en lo que se refiere a la imprenta y el libro, a su publicación ycirculación, las normas vigentes son el derecho de Castilla, salvo algunas variantes para las Indias.
Las disposiciones castellanas no tenían vigor en América, desde 1614, a menos que recibieran una promulgación expresa del Consejo de Indias; sin embargo, las leyes en Indias sólo tenían aplicación luego de ser incorporadas en las distintas ediciones de la Recopilación de Castilla, y las más importantesreformas borbónicas respecto a este tema fueron recién incluidas en la Novísima Recopilación de 1805, por lo cual, evidentemente, apenas tuvieron aplicación.
A lo largo del siglo XV los reyes castellanos protegieron la introducción y la impresión de libros, eximiéndolos de distintos impuestos, algunos importantísimos como la alcabala. Además, establecieron una serie de privilegios personales afavor de libreros e impresores; de este modo, hasta 1502, el comercio y la impresión de libros gozó de una libertad completa.
A partir de 1502, una pragmática en Toledo estableció en el derecho castellano la obligación de obtener licencia de autoridad para la publicación y venta de libros, quedando como únicos capacitados para dar licencias los presidentes de las audiencias de Valladolid y CiudadReal, los arzobispos de Toledo, Sevilla y Granada, los obispos de Burgos y Salamanca y Zamora.
Esta pragmática estableció también la manera de actuar de estas autoridades, que debían cometer la censura a expertos. Esta situación duró hasta 1554, cuando se estableció que el único consejo autorizado para dar licencias era el Consejo de Castilla, atribución que se mantendría hasta fines del sigloXVIII.
La introducción del luteranismo en España, intensa hacia mediados del siglo XVI, movió a la Inquisición a promulgar distintos edictos condenatorios y los primeros índices de libros prohibidos, lo cual fue motivo de dictación de una nueva pragmática sobre el comercio e impresión de libros, promulgada por la princesa Juana en 1558; en esta se imponía que “todo el que traiga, venda o tengaobra de las que son vedadas por el Santo Oficio, pena de muerte y perdimiento de bienes, y los libros deben ser quemados”.
Además se recoge una petición para poner remedio a la existencia de muchos libros de materias vanas, deshonestas y de mal ejemplo, de cuya lectura y uso se siguen grandes y notables inconvenientes.
En 1569 se extendió a todos los libros de rezo la obligación de la licenciadel Consejo a fin de que no presentaran vicios contra lo dispuesto para ellos por el Papa Pío V. Por ejemplo, en 1610 se prohíbe que se imprima ningún libro de naturales de los reinos de Castilla fuera de ellos, sin previa licencia del Consejo.
El consejo fue efectivo y ejerció con claro buen criterio sus atribuciones relativas a la censura; fue drástico en todo lo que se refiere a materias de fe,cuidadoso en lo tocante a escritos que podían originar daños políticos o jurídicos y muy amplio frente a la producción intelectual; es importante destacar que pasaron por su censura todas las obras del siglo de oro de la literatura española, sin embargo hay que señalar que, en lo que refiere a obras históricas, muy a menudo estas censuras se alejaron de su finalidad, la cual era impedir laimpresión de aquellos textos que ofendiesen la religión, las costumbres, las leyes y las regalías de la corona, para caer en la critica literaria y científica.
En Indias, las licencias para imprimir libros estaban dadas por los obispos, en el caso de libros religiosos, lo cual fue rectificado por una disposición del Concilio de Trento, convertida luego en ley oficial de la monarquía en 1563....
tracking img